Buenos Aires, 22 de enero de 2021

Buscador

 

 

"Estación zombie 2: Peninsula (II)"

 

 

Título: “Estación zombie 2: : Peninsula”. Titulo original: “Train to busan 2” ”, Corea del Sur. 2020, hablada en coreano, inglés, cantonés,, con subtítulos en español  Guión y realización:  Sang-ho Yeon- Producción:  Dong-ha Lee. Fotografía: Hyung-deok Lee. Música:  Mowg- Diseño de producción_  Mok-won Lee. Supervisión de edición de  sonido_ Suk-won Kim- Supervisión de efectos visuales: Jung Hwang-su. Compaginación:  Jinmo Yang. Intérpretes:  Dong-won Gang (Jung Seok), Jung-hyun Lee (Min Jung), Re Lee  (Jooni), Hae-hyo Kwon (Old man KIM), Min-Jae Kim (Sergeant Hwang), Kyo-hwan Koo (Captain Seo). Do-yoon Kim (Chul-min), Ye-Won Lee (Yu Jin), Estreno en la Argentina: 17 de diciembre de 2020, presentado por BF Distributiuon. Género: Drama. Duración: 116 minutos, S/M.16 años. Disponible en la plataforma Cinemark/Hoyts.

 

 

 

 

Al promediar los veinte, veinticinco minutos, de “Estación Zombie 2: Península”  comienza a sobrevolar una sensación que más tarde será una penosa realidad: se engolosinó Sang-ho Yeon. Se dejó llevar por el anterior formato en el que solía manejarse, o sea el cine de animación, y algo del orden de lo intrascendente termina por teñir esta nueva producción que, en rigor, debería ser la tercera parte.

En Corea del Sur , en 2016 , se estrenaban casi simultáneamente (con diferencia de un mes) “Estación Zombie: Seúl” e “Invasión Zombie: tren a Busan,” ambas del género de terror (temática zombie para hilar más fino) y con un comienzo conceptualmente calcado. Una situación cercana a lo cotidiano que termina rematada con un plano entero de alguien o algo que fue mordido (contagiado) por algún zombi.

Hay que decirlo, la primera era animada y si bien los detalles de diseño, sonido e historia no pasaban más allá de lo correcto, el verdadero interrogante giraba en torno a la razón por la cual era animada ya que nada de aquella producción justificaba la herramienta de la animación como elemento en sí mismo. Fue  “”Invasión Zombie: tren a Busan” la que se salió de los cánones a los cuales este tipo de producciones nos tienen acostumbrados , porque está claro: George A. Romero hubo uno solo. Tan fresca y novedosa fue la forma de contar una plaga zombie centrada en un tren en movimiento cuyos pasajeros no tenían otra que ir huyendo de vagón en vagón, que el director estuvo en boca de todos, en especial los distribuidores de cine en  el mundo  que en el caso de Argentina fue estrenada en enero de 2017 con un éxito más que lógico y es que realmente estaba bien hecha.

Detrás de cada bomba de taquilla siempre hay una secuela, aunque ésta no sea necesaria en absoluto. También es cierto que en el análisis global de “Estación Zombie 2: Península” no solamente sería la 3 pero que dice 2, sino que suma 0 porque salvo el hecho de ser el mismo director, la misma georgrafía y que hay zombies, este estreno tiene poco que ver con su fuente de origen. Es como si hubiesen filmado las ideas dejadas de lado en la primera versión del guión de "Tren a Busán". Veamos. El mundo está destrozado, no hay bancos, shoppings, bolsa de comercio, tele, cine, deportes; nada. En este contexto, cuatro años después de haber perdido a su hermana y a su sobrino a manos de un zombi que los ataca en un barco,  Jung Seok (Dong-won Gang) anda muy bajoneado y deambulando por las calles de Hong Kong. Casi no hay esperanza ni para él ni para la humanidad ya que todo está destruido o en franca decadencia. Así las cosas. Un grupo de patoteros con impronta a lo Mad Max le ofrecen a Jung y a Jooni (Re Lee) ir a buscar un camión lleno de guita, con la posibilidad de quedarse con la mitad, y un par de lugares en un barco que se dirige a zonas más amigables. Para qué alguien querría millones de dólares en un planeta en donde la plata no sirve ni para caramelos es una de las tantas cosas insólitas e injustificadas que tiene el guión de éste estreno. Al contrario de lo que sucedía en la anterior, en la cual la estructura y composición de los personajes se acomodaban muy bien al registro melodramático de la película, aquí todo está dibujado con brocha gorda. Ningún personaje provoca empatía alguna, pero además el argumento esquiva lo único que se planteaba interesante que es precisamente esa introducción en la ruta y la secuencia del barco.

Lo que sí hay es un despliegue importante de escenas bien filmadas. Buen vértigo en el manejo de cámaras, fotografía y compaginación , aunque también es cierto que al realizador se lo nota demasiado preocupado por "homenajear" a John Carpenter, James Cameron, James Wan, George Miller y varios etcéteras. Un licuado de referencias al cine de acción y aventuras que se torna demasiado insustancial al no tener un hilo dramático que lo amalgame. Quienes no hayan visto las anteriores y sólo busquen acción y zombis corriendo para todos lados, tal vez tengan una razón para comprar la entrada en la flamante plataforma de Hoyts-Cinemark. 

Tal vez lo vano de esta secuela y su pobre concepción argumental respecto de su antecesora no sorprenda tanto como el hecho de haber sido seleccionada para el festival de Cannes de este año (finalmente fue suspendido). Hubiese sido un bochorno mayúsculo

 

 

Calificación: Regular (Guillo Teg)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.