Buenos Aires, 04 de diciembre de 2020

Buscador

 

 

"Jingle jangle: Una mágica navidad"

 

 

Título: “Jingle jangler  Una mágica navidad”. Titulo original; “Jingle jangle: A christmas journey”,  USA 2020, hablada en inglés, con subtítulos en español. Guión y realización:  David E. Talbert. Producción: Kristin Burr, Mike Jackson, John Legend, David McIlvain, Lyn Sisson-Talbert, David E. Talbert Fotografía;  Remi Adefarasin- Música:  John Debney Casting:  Lillie Jeffre, Reg Poerscout-Edgerton Diseño de producción;: Gavin Bocquet. Supervisión de dirección de arte:  Phil Harvey  Escenografía: Rob Cameron. Diseño de vestuario:  Michael Wilkinson . Diseño y supervisión de edición de sonido: Ai-Ling Lee, Tobías Poppe. Supervisión de efectos especiales: Stefano Pepin, Ronnie Rackley Supervisión de efectos visuales:  Brandley  Parker, Nordin Rahhali, Joao Sita, Ara Kanikian. Coordinación de dobles; Paul Harbert. Compaginación:  Sin información. Intérpretes: Forest Whitaker (Jeronicus), Miles Barrow (Gustafson, joven), Keegan-Michael Key (Gustafson), Hugh Bonneville (Mr. Delacroix), Anika Noni Rose (Jessica), Madalen Mills (Journey), Phylicia Rashad (Abuela Journey) Ricky Martin (Don Juan Diego), Justin Cornwell (Jeronicus, joven), Sharon Rose (Joanne Jangle), Lisa Davina Phillip (Ms. Johnston). Estreno en la Argentina: 13 de noviembre de 2020, presentado por Netflix. Género: Drama. Duración: 122 minutos, sin calificación. Disponible en plataforma Netflix

 

 

 

Podrá imaginar el lector que, luego de haber sufrido los estrenos de Netflix "Operación felíz navidad" y "Amor de calendario", ambos vinculados a la temática navideña sobre la cual todos los años Hollywood tira películas a la marchanta, el hecho de estar frente una tercera propuesta en dos semanas de la misma plataforma provoca cierto escozor. Es así en el mundo del cine, el que se quemó con un arbolito de navidad, ve una guirnalda y llora. Otra frase que aplicaría es: "si la expectativa es baja, se saca ventaja",  y un poco de eso ocurre con éste estreno que no está nada mal por cierto.

Con una estética que se codea entre la usada por Tim Burton en “Charlie y la fábrica de chocolate” (2005), y la tradicionalmente usada en las adaptaciones cinematográficas clásicas de cualquier cuento de Charles Dickens, “Jingle Jangle: Una mágica navidad” se instala hasta ahora como "la" película navideña de esta temporada, con argumentos bastante sólidos en varios rubros.

Un par de niños insisten a su abuela para que les cuente un cuento, a lo cual accede claro, pero esta vez dice que es hora de abrir un cuento distinto que "nunca le conté a nadie". Efectivamente, a la vieja usanza del Disney clásico se abre la tapa "mecánica" y empieza el relato. "Había una vez, hace muchos muchos años..." Ahí sabremos que Jerónicus (Justin Cornwell) es el mejor inventor de juguetes que existe. Este inicio es con animación Stop Motion que de a poco irá mutando hacia acción en vivo. Veremos a la gente embelesada con todo tipo de artilugios que nutren su estrafalaria juguetería. "Todo tenía vida, incluso lo que no debería tenerla".

Ya dentro de la juguetería veremos a Gustafson (Miles Barrow), un joven aprendiz a quien las cosas no le salen bien. Claro que como esto es una superproducción la muestra se hace con un gran musical, coreografiado a todo trapo con final congelado y todo. Bien Hollywood. Bien al estilo Gepetto en Pinocho, el inventor logra (máquina estrambótica mediante) darle vida e inteligencia propia a un muñeco vestido de torero que responde al nombre de Don Juan Diego (buen trabajo de voz de Ricky Martin). Entre él y el aprendiz darán rienda suelta a la codicia. Roba toda la información del ingenuo dueño de la juguetería y forman (vuelta a la animación) un gran imperio de juguetes a lo largo de muchos años.

Esta historia (recordemos que está narrada por la abuela) hará una elipsis para llegar a ver cómo años después Jorónicus (ahora interpretado por Forest Whitaker) llegará de la mano de su nieta Journey (Madalen Mills) a resurgir de las cenizas cuando tratan de hacer funcionar el único experimento que, merced a su depresión, el abuelo dejó de lado: Buddy 3000.

Sin entrar más en el argumento hay que decir que “Jingle Jangle: Una navidad mágica” resulta un entretenimiento cuya puesta en escena en tanto color, música, diseño sonoro, vestuario, etc logran atemperar algunas redundancias del guión como, por ejemplo, casi todos los pasajes animados en los cuales la narración explica todo aquello que el espectador ve y percibe con creces. Integralmente, el propósito de sumergir al público en un universo con lógica propia está bien logrado, y hasta las canciones (por anticipables que sean) también aportan con su letra el estado de ánimo y los eslabones que faltan. En este punto hay un momento sublime en la canción "Magic man G" que pinta a Gustafson de pies a cabeza con ritmo, swing, energía y la excelente dirección coreográfica de Ashley Wallen. No debería extrañar una nominación al Oscar a mejor canción original, y aunque probablemente la que canta Ricky Martin tiene más marketing, esa escena es de lo mejor de éste estreno.

Se sabe que en un trabajo de estas características están: los actores del elenco y luego el resto de los extras que se bailan y cantan todo. Si es por esto, la película cumple con creces. Además del siempre confiable Forest Whitaker y la potencia de Keegan-Michael Key, hay que prestar atención a Madalen Mills. Esta chiquita, salida del elenco de “Escuela de rock” en su versión teatral de Broadway, tiene todo para un recorrido superlativo si es que el propio sistema no se la fagocita antes.

En donde tal vez se resiente un poco el ritmo es precisamente en las redundancias de información anteriormente mencionadas y en la previsibilidad de la historia que no deja mucho lugar a las sorpresas. El diseño de Buddy es otro punto extraño. Por alguna razón estas producciones insisten en personajes de ojos saltones y comportamiento algo errático, así que este juguete estaría "homenajeando" al robot de “Wall-E! (2004), que a su vez "homenajeaba" al robot de “Cortocircuito” (1986), que a su vez transformada era claramente la expresión en metal que Carlo Rambaldi había hecho para el diseño de “E.T. -el extraterrestre” (1982).

Entre tanta mediocridad, Jingle “Jangle: una mágica navidad” sale ganando y abre la puerta para ir a Broadway apenas termine la pandemia. Mientras tanto, ponga play tranquilo. Esta vez la parafernalia navideña justifica el tiempo con los chicos frente a la tele.

 

 

Calificación: Buena (Guillo Teg)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.