Buenos Aires, 04 de diciembre de 2020

Buscador

 

 

"Lazos de sangre"

 

 

Título: “Lazos de sangre”. Titulo original: “Mother”, Japón 2020, hablada en japonés, con subtítulos en español. Realización: Tatsushi Ohmori. Guión Takekoiko Mihato, Tatshushi Ohmori. Producción;: Junko Sato. Fotografñia: Tomohiko Tsuji. Intérpretes: Masami Nagasawa (Akiko Misumi), Sadao Abe (Ryo Kawata), Halo Asada (Fuyuka),, Sho Gunji (Shuhei (child), Kaho (Aya Takahashi), Hana Kino (Masako Misumi), Sarutoki Minagawa (Tamori Uji). Taiga Nakano (Keiichi Akagawa). Daiken Okudaira (Shuhei), Kaho Tsuchimura (Kaede Misumi). Estreno en la Argentina: 03 de noviembre de 2020, presentado por Netflix. Género: Drama.   Duración; 126 minutos, sin calificación. Disponible en la plataforma Netflix

 

 

 

El filme abre con un plano general aéreo de una ciudad desierta realizando con la cámara un paneo descendente para  encontramos con Shuhei (Gunji Sho), un chico de no más de siete años corriendo por una calle tan desértica como la imagen que la precede, se encuentra con una joven dando muestras claras que se conocen, no sabemos que los une. Esta lastimado en la rodilla, ella le lame la herida como haría cualquier animal y se van juntos. Él no fue a la escuela, ella falto al trabajo.

Ahí termina todo lo metafórico que posee la realización que de poético tiene nada.

Luego sabremos que son madre e hijo. Una madre soltera que no es contenida por su familia, la madre y la hermana le dan la espalda, el padre parece Homero Simpson, esta dibujado. Esto podría ser una denuncia sobre la pobreza de contención familiar en la sociedad nipona , o sobre la deficiencia asistencial del Estado japonés para con sus ciudadanos, pero son variables que casi ni se nombran, queda supeditada a arrestos individuales de algunos personajes laterales.

La historia está construida con secuencias aisladas dando saltos temporales, elipsis que van dejando un vació en relación a una estructura narrativa posible, sólo muestran el deterioro de esa mujer, no es progresivo, sólo el paso del tiempo en tanto cambios mínimos en su imagen, mujer a la que la exponen como un felino hembra en celo, (lo dejo libre a su imaginación, sólo un dato, es de los felinos pequeños), dejando al hijo a su suerte en camino sin atajos a la tragedia.

Entre esos saltos temporales definidos, 4 meses, 3 semanas, 2 dias, etc. Ahora que lo pienso es el título de una gran película rumana del 2007 dirigida por Cristian Mongiu), siendo que a los 50 minutos se produce después de un fundido a negro,  la más extensas de las prolepsis (flashfoward en inglés) del filme, nos dicen que han pasado 5 años, irrumpe en el relato Fuyuka (Halo Asada),  una niña de entre 4 y 5 años, hermanita del ahora adolescente Shuehei (Daiken Okudaira), lo que produce un extrañamiento en el relato, confirmado cuando dicen que Shuhei tiene ahora 17 años. (minuto tipo basquet ,por favor).

La  historia  está basada en hechos reales, el niño que interpreta a Shuehei al momento de la filmación tenía 8 años, pero su imagen y sus actos lo demuestran más pequeño, si han pasado 5 años debería tener 12 o 13 y no 17 años, este pequeño desliz en tanto construcción del verosímil, se determina ante la necesidad del cuento establecido antes del gran salto temporal.

El director explicó sus intenciones en una conferencia de prensa, le importaba contar el hecho trágico en sí, lo utilizo como chispa inspiradora de todo el resto, como ideo el montaje y las razones para esto.

Como decía Krzysztof Kie#347;lowski, ¨Todo lo que quise contar está ahí, si tengo que explicar algo del filme entonces este no funciona¨.

Retornando: Todo el filme es una constante repetición de esa situación de locura de Akiro Misumi (Masami Nagasawa) ,la madre quien no sólo hace uso indebido del cuerpo del hijo sino que lo manipula de manera extrema.

La producción  se entiende, pero se extiende en demasía  todas esas secuencias que repiten una información dada en los primeros minutos, sin agregar nada, sumado a un tipo de actuación exagerada, más teatral que cinematográfica,  que

termina  produciendo en el espectador el deseo que ya se termine la película.

El título en inglés es  ¨Mother”¨, no tengo idea del original en japonés, no quiero pecar de ingenuo, espero que sea el mismo, pues se me cruzan instantáneamente muchos títulos con nombres muy similares, como ejemplos la coreana del 2009 dirigida por Bong Joon-Ho, y la canadiense del 2014 realizada por Xavier Dolan, verdaderas joyitas

Es una producción original de Netflix, por lo cual se podría decir que es parte de la regla y no la excepción a la misma.

Resumiendo, si ya las vio y no tiene nada mejor que hacer véala, aunque más no sea para enterarse cuál es el hecho verídico que impulso al director.

 

 

Calificación: Regular (Héctor Hochman)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.