Buenos Aires, 19 de octubre de 2020

Buscador

 

 

"El practicante"

 

 

Título: “El practicante”. Titulo original: Idem España 2020, hablada en español. Realización: Carles Torras. Guión: David Desola, Hèctor Hernández Vicens, Carles Torras Producción:  Miguel Ruz, Carles Torras  Fotografía:  Juan Sebastián Vasquez. Música: Sin información. Casting:  Gerard Oms. Diseño de producción:  Sebastián Vogler. Diseño de vestuario:  Alice Bocchi, Rosa Tharrats. Diseño de sonido:  Jordi Cirbian. Supervisión de efectos especiales:  Josep Claret. Supervisión de efectos visuales:  Félix Bueno- Coordinación de dobles:  Sergi Subirà. Compaginación_ Elena Ruiz, Emanuele Tiziani. Intérpretes: Mario Casas (Ángel),  Déborah François (Vane), Guillermo Pfening (Ricardo),  Celso Bugallo (Vicente), Raúl Jiménez (Fermín) Maria Rodríguez Soto (Sandra) Pol Monen (Andrés), Gerard Oms (Agente). Estreno en la Argentina: 16 de septiembre de 2020,  presentado por Netflix. Género: Drama. Duración: 94 minutos, sin calificación:  Disponible en la plataforma Netflix


 

 

 

Para quienes pongan play en Netflix con la ilusión de ver algo bueno en “El practicante” deberán tener más información que la entregada por el trailer. Estamos frente  a una nueva producción española que intenta, como cada dos o tres meses, revitalizar el género de suspenso de la década del ’90, y que le dio de comer a tantos videoclubes en el mundo (¿Recuerda esas malas traducciones en las que no podían faltar adjetivos como "mortal", "letal" o "fatal").

Pues aquí estamos frente a uno de esos productos que parecen haber sido realizados en aquella década de la convertibilidad, la Ferrari y la pizza con champagne. Ángel (Mario Casas) es enfermero junto a Ricardo (Guillermo Pfenning,, con acento bien porteño). El comienzo los muestra asistiendo a gente en un accidente de tránsito en una autopista. Aquí se aloja la única pequeña escena que pareciese despuntar algo interesante: Ángel se guarda unos lentes de una de las víctimas que luego acomodará de forma precisa en un estante en su casa.

Una lástima que el camino del guión no se haya ensanchado por esa veta porque el resto del argumento se vuelve rápidamente descartable.

Ángel vive con su novia Vane (Déborah François, en español pero con acento bien francés). La relación se adivina algo viciada a partir de algunas actitudes con aroma a machirulo dominante, pero se besan y hacen el amor así que debe estar todo bien. Un accidente (otro) de tránsito deja paralítico al protagonista y si antes había algo de resentimiento ahora se potencia al máximo. Vane va perdiendo interés por el maltrato en casa y Ricardo, que tiene una curita en la frente como consecuencia del mismo accidente, anda revoloteando por ahí. Todo esto sirve para ir construyendo al psicópata en el cual nuestro protagonista se transforma.

El guión se planta formalmente en el género aunque las costuras se notan por todos lados y pretendan ser disfrazadas con espejitos de colores, empezando por la banda de sonido de Santos Martínez que choca con los oídos del espectador como si fuese un señalador o un puntero láser que le indica todo el tiempo cómo deberá sentirse frente a lo que vemos. Que sepamos que todo está mal aunque en el plano veamos un florero o una toma de la calle. No importa. Está todo mal, sépalo. Si no alcanza con eso, la dirección de fotografía hará lo que haga falta para completar la información. Son elecciones del director Carles Torrás que no ayudan para nada a la sutileza. El guión, basado en su propia idea y escrito por otras tres personas más, se dirige en cada toma a un inexorable precipicio que comienza con la parálisis de Ángel y tiene su punto máximo cuando se reencuentra con Vera. Ahí comienza este mal homenaje a los thrillers estilo “Deseo y decepción” (1992), “Durmiendo con el enemigo” (1991), etc. Es decir, la construcción del accionar del villano, va en desmedro de todo verosímil logrando que escenas de tensión máxima muevan a risa por su pobre resolución.

“!El practicante”, oficio que jamás se desarrolla como para que entendamos por qué ese y no bibliotecario. por ejemplo, es una producción que engrosa la tonelada de películas olvidables del pobre catálogo de la plataforma más vendida del mundo ,y que para colmo,verla a partir de hoy le saldrá más caro.

 

 

Calificación: Mala (Guillo Teg)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.