Buenos Aires, 05 de septiembre de 2020

Buscador

 

 

"Un pickle americano"

 

 

Título: “Un pickle americano”. Titulo original: “An american pickle”, USA 2020, hablada en inglés, hebreo, con subtítulos en español- Realización: Brandon Trost. Guión: Simon Rich. Basado en su cuento “ "Sell Out". Producción: Evan Goldberg, Seth Rogen, James Weaver-Fotografía: John Guleserian. Música: Michael Giacchino, Nami Melumad. Supervisión musical:  Gabe Hilfer.  Casting::  Lynn Kressel, Francine Maisler. Diseño de producción:  William Arnold. Dirección de arte: Ian Scroggins. Escenografía:  Karuna Karmarkar, Thomas F. Kelly Diseño de vestuario:  Brenda Abbandandolo. Dirección de 2da unidad: John Koyama. Diseño y supervisi9ón de edición de sonido:  Michael Babcock. Supervisión de efectos especiales:  Russell Tyrrell. Supervisión de efectos visuales:  Jason EvansDerek Ledbetter, Gregory Oehler, Adam Rowland. Coordinación de dobles y de peleas; John Koyama. Compaginación: Lisa Zeno Churgin. ntérpretes:  Seth Rogen (Herschel Greenbaum -Ben Greenbaum), Sarah Snook(Sarah Greenbaum),Molly Evensen (Clara),Eliot Glazer (Christian),Kalen Allen (Kevin),Kevin O'Rourke (Dane Brunt),Sean Whalen (Scientist),Geofrey Cantor (David Greenbaum),Carol Leifer (Susan Greenbaum). Estreno en la Argentina: 13 de agosto de 2020, presentado por HBO. Género: Comedia. Duración: 88 minutos, S/M.13 años. Disponible en plataforma HBO

 

 

 

 

Seth Rogen estrenóo ”Un pickle americano”. La produjo, así que sabemos  que quiso producirla, y la protagonizó, así que  quiso protagonizarla, y, sin embargo, la pregunta sigue siendo válida: ¿Qué quiso hacer Seth Rogen?

El arranque es prometedor. Polonia, 1919. Herschel (Seth Rogen) se narra a sí mismo en presente. No anda con mucha suerte para cavar una zanja larguísima y, pese a la reiteración de información, esta sirve para imprimir y presentar el registro humorístico de esta comedia. Algo de absurdo, algo de costumbrismo judío al que se le adosa cierta incorrección tendiente a acoplarse a los textos de Sacha Baron Cohen, o del Taika Waititi de “Jo Jo Rabbit” Esta promesa dura exactamente cuatro minutos y se irá desinflando inevitablemente hasta los diez, a partir de los cuales se deshace todo por la caprichosa elección de un verosímil pobremente instalado, o mejor dicho, instalado, con tan pocos recursos del género del absurdo que al final no sólo da la sensación de ser una película que tiene miedo de su propia propuesta, sino también de abordarla.

Un ataque cosaco en la comarca del cual Herschel y su mujer salen ilesos (en la forma en la cual lo hacen ya empieza a patinar el guión), deriva en la emigración hacia los Estados Unidos. El hombre sueña con la tierra de las oportunidades, y es optimista en ese sentido. De hecho anhela que su hijo, todavía en la panza de su esposa (Sarah Snook), algún día tenga techo y dinero.

Pero un día cae en un tanque de líquido de conserva (¿Salmuera?) de pikles en la fábrica en la que trabaja, éste se cierra y nuestro protagonista queda "conservado" hasta nuestros días (¿Qué?). En efecto, unos pibes destapan la olla y aparece nuestro amigo "empiklado". Es clara la referencia a “El dormilón” (Woody Allen 1972) pero al contrario de aquella el guión de Simon Rich, basado en su propio cuento corto, y la dirección de Brandon Trost esquivan la posibilidad de irse a un absurdo con un argumento que a gritos pide que lo hagan. Así, cuando Hershcel encuentra a quien sería su bisnieto Ben (También interpretado por Seth Rogen) no sucede nada interesante. La construcción del choque generacional desaprovecha cada una de las oportunidades que tiene para despegar y realmente es poco lo que queda por levantar del piso, como  la pelea con unos obreros. y tal vez algún par de diálogos cuando Ben empieza a reconectarse con su religión.

Nada funciona, en principio porque quien debería haberse enterado que “Un pickle americano” es una comedia es el actor protagónico, quien de esto sabe mucho. Por el contrario, el registro actoral transita por un realismo nada conveniente y para colmo el ritmo narrativo es lento, cansino. Nadie parece haberse divertido demasiado rodando esta producción, y eso se transmite a cada pulgada de pantalla durante la proección. Por supuesto que quedan hechos añicos el humor judío y la incorrección política por falta de timing, y por usar gags que bien pueden pertenecer a cualquier rutina de cómico de stand up. Peor que una comedia aburrida, es una comedia que por falta de actitud deja expuesto lo que podría haber sido.

 

 

Calificación: Mala (Guillo Teg)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.