Buenos Aires, 04 de diciembre de 2020

Buscador

 

 

"Proyecto power"

 

 

Título: “Proyecto power”. Titulo original: “Proyect power”, USA 2020, halda en inglés, con subtítulos en español.  Realización:  Henry Joost, Ariel Schulman. Guión: Mattson Tomlin. Producciónm  Eric Newman, Bryan Unkeless. Fotografía Michael Simmonds. Música: Joseph Trapanese. Supervisión musical: Rondall Poster. Casting: John Papsidera. Diseño de producción:  Naomi Shohan. Dirección de arte: Tom Frohling, Matthew Gatlin. Jonathan Opgenhaffen, John Sanchez Escenografía: Cynthia La Jeunesse Diseño de vestuario:  Sharen Davis. Dirección de 2da unidad y coordinación de dobles;  Kevin Scott. Supervisión de efectos especiales: Yves De Bono. Supervisión de efectos visuales: Iván Moran, Joao Sita, Matthew Twyford.  Compaginación: Jeff  McEvoy. Intérpretes:  Jamie Foxx (Art), Joseph Gordon-Levitt (Frank), Dominique Fishback (Robin), Rodrigo Santoro (Biggie), Courtney B. Vance (Captain Crane), Amy Landecker (Gardner), Colson Baker (Newt),  Tait Fletcher (Wallace), Allen Maldonado (Landry), Estreno en la Argentina:  13 de agosto de 2010, presentado por Netflix. Género: Drama. Duración: 111 minutos, S/M16 años. Disponible en platadorma Netflix.

 

 

 

Estrenada esta semana y producida por Netflix, autodenominada empresa de entretenimiento de alcance mundial, desde hace tiempo incursionando también en la producción.

Lo he mencionado en otras oportunidades, lo repito pues hasta ahora todo lo que vi realizado con aportes económicos de esta empresa no supera en calidad la mediocridad.

Las excepciones confirman la regla, pues bien ésta que nos convoca no está dentro de ese parámetro, de hecho es una muy buena forma de culturizarse, de aprender, es todo tan pobre, tan vulgar, que a los 15 minutos dan ganas de dejar de verla y leer un libro.

Es el mismo problema de siempre con algunos agregados, la falla principal está en el guión, no sólo el relato, algunos diálogos parecen extraídos de “¨50 Sombras de Gray”, de E.L.James, considerado uno de los peores libros en la historia de la literatura, (pongo mis votos por “El codio Da Vinci”, de Dan Brown, y el primero, los otros no los leí, de Harry Potter de J.K.Rowling)

Pues bien, tanto desde lo literario como desde lo técnico el guion no tiene salvación pues a lo largo de las extensas casi dos horas que dura la película no aparece ni una sola idea que atrape, menos una original.

Sintetizando se podría decir que es una muy mala copia de “X Men” (2000) y todas sus secuelas y precuelas, con la salvedad que ese poder diferencial entre los humanos lo otorga un preparado químico con elementos sobrenaturales en forma de pastilla. El efecto después de morderla dura 5 minutos (Según me dijeron, mucho menos que el Viagra) y despliega el potencial inherente a cada ser humano.

Desde aquí me surgen otras 2 películas con detalles similares, ¨Sin limites¨ (2011) y ¨La mascara¨ (1994), en la primera Bradley Cooper se convierte en un genio financiero por tomar la pastilla, y quien la toma le sucede lo mismo, en la segunda Jim Carrey hace un despliegue de las posibilidades bondadosas de su personaje, pero si la usa un malvado lo que se exacerba es la maldad. Algo así sucede con la ¨pastillita¨ en éste filme que no se cansan de mostrarla en plano detalle entre los dientes de sus personajes amenazando con morderla, y  no es un chiste, es así.

Si bien desde algunas variables del audiovisual se establece entre lo bueno y lo correcto, como ser la dirección de arte, la fotografía, el montaje, no sucede lo mismo con el diseño de la banda de sonido, en tanto secuencial es correcta, la música es por momentos insoportable, siempre anticipando el acontecer y subrayando las sensaciones que deberían desplegarse en el espectador, sobrepasa lo empático.

Tampoco hay mucho para decir de las actuaciones, poco pueden hacer los actores con los personajes que les toca en suerte, todos y cada uno más estereotipado que el otro, el bueno es bueno por definición y el malo lo es por antonomasia.

Podrían habérselo tomado en broma, no creerse ni a ellos mismo y terminar siendo una parodia, como sucedió con ¨Una guerra de película¨ (2008)

No son personajes que vayan a tener un desarrollo, son eso, así como lo muestran, no hay siquiera tiempo para una descripción. Corramos que se hace tarde.

La historia, algo hay que decir de ella, transcurre en las calles de Nueva Orleans, se  empieza a correr la voz sobre una misteriosa nueva píldora que desbloquea las barreras neuronales y entrega superpoderes únicos para cada consumidor. Nueva Orleans es la ciudad de prueba, de ahi , a partir de los resultados, al mundo.

¿La trampa? Nadie sabe cómo lo afectará hasta que la tome. Mientras que algunos desarrollan una piel a prueba de balas, invisibilidad o una fuerza sobrenatural o manipular el fuego o el hielo, otros exhiben una reacción más mortal.

Pero la píldora,  además, y casi simultáneamente, eleva el crimen dentro de la ciudad a niveles peligrosos, un policía local (Joseph Gordon-Levitt) se une  a una traficante adolescente (Dominique Fishback) y a un ex coronel (Jamie Foxx), el único con motivos personales, para luchar contra el poder maligno  haciendo lo que deban hacer, así sea arriesgarse a tomar la píldora con el fin de localizar y detener al grupo responsable de crearla.

Esto se sabe a los cinco minutos, todo lo posterior es extremadamente previsible, más poder de seducción esta producción no tiene. Por supuesto, uno de los últimos diálogos de la historia, antes de los clásicos epílogos de cada personaje, uno de ellos dice: ¨Estas seguro que termino¨.

Abriendo la puerta a una segunda, según como le vaya económicamente a esta, claro.

 

 

Calificación: Mala (Héctor Hochman)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.