Buenos Aires, 05 de agosto de 2020

Buscador

 

 

"Sumergidos"

 

 

 

“Título: “Sumergidos”. Titulo original: “Koma”, Rusia 2019, hablada en imglçes, con subtítulos en español. Realización: Nikita Argunov. Guión:  Nikita Argunov, Timofei Dekin, Aleksey Gravitskiy. Producción: Armen Ananikyan, Gevond Andreasyan, Sarik Andreasyan, Ruben Dishdishyan, Nikolay Larionov, Lenny Levi, Rafael Minasbekyan, Vladimir Polyakov. Fotografía:  Sergey Dyshuk. Música:  Ilya Andrus, Diseño de producción:  David Dadunashvili. Dirección de arte:  Alina Morozova. Diseño de vestuario:  Gulnara Shakhmilova Diseño y supervisión de edición de sonido Dmitriy Kliminov, Aleksey Sinitsyn. Supervisión de efectos visuales:  Dmitry Grigoryev, Kirill Kulakov, Artem Ostapenko. Compaginación:  Sin información: Intérpretes:  Rinal Mukhametov: (Viktor / El Arquitecto),  Lyubov Aksyonova  (Fly), Anton Pampushnyy  (Phantom),  Milos Bikovic (Astronom),Konstantin Lavronenko (Yan), Polina Kuzminskaya  (Spiri,t), Rostislav Gulbis  (Gnom), Vilen Babichev (Tank). Estreno en la Argwentina: 24 de julio de 2020, presentado por BF-Paris Distribution. Género: Drama. Duración: 101 minutos, sin calificación. Disponible en plataforma  Appletv y Google play

 

 

 

Producción de origen ruso hablado en inglés (mal pensados abstenerse), que podría definirse haciendo alusión al título elegido para su estreno en estas costas, y en tanto opinión personal, como el juego de ¨Batalla naval¨, pero el  original en su propio idioma es ¨Koma¨,lo que podría traducirse en ¨Coma¨.        

De esta manera estaríamos instalando varios orígenes a este texto fílmico, en principio y tomando como punto de partida lo expuesto, surge de manera inevitable la película ¨Coma¨ (1978) de Michael Crichton, si, el escritor de “¨Jurasic Park” (1993)¨, en éste caso en su segundo largometraje, y en la doble función de guionista y director

No sólo desde el título sino en gran parte desde lo relatado. No es mi intención ¨revelar¨ demasiado del mismo, (spoilear para los menores de 35 años). En tanto construcción de la narración audiovisual tiene puntos de contacto con la trilogía ¨Matrix¨ (1999) de los hermanos Wachowski, sin dejar de lado ¨El Origen¨ (2010) de Christopher Nolan, todas exageradamente sobrevaloradas. Seamos sinceros, todas deudoras de ¨Metrópolis¨(1927) de Fritz Lang.

Todo esto hace entreveer que estamos frente a una cinta que intenta moverse dentro del género de la ciencia ficción, sin desear dejar de lado la variable del thriller, lo lamento pero el deseo no se cumplió.

Por supuesto que en relación a la mal llamada técnica tiene sus logros, tanto desde la dirección de arte, específicamente la iluminación y la fotografía, como de la banda de sonido, por momentos demasiado empática, en el sentido de directriz. También el diseño de montaje es muy bueno, hasta se podría decir que las actuaciones son buenas. ¿Entonces qué es lo que  falla?

Lo de siempre, el guion literario, y los diálogos, todo lleva a confusión, adentrándonos en el cuento en sí mismo. Un joven se despierta y no reconoce el ambiente en el que despierta, todo lo que ve está semi destruido, tal cual una ¨maravillosa¨ distopía, todos está destruido, hasta las personas las visualiza de manera incompleta atacado por vaya uno a saber qué cosa, es rescatado por un trió de humanos, los únicos que se ven enteros, tanto para el personaje como los espectadores, y esto no es un detalle menor en tanto cinematografía. Uno de ellos le explica todo, digamos, que lo llevaran a un lugar seguro en el cual  ¨vaya a saber qué cosa¨ no pueda matarlo, que todo lo que ve son sus recuerdos, que está soñando, pues en realidad está en coma.

En principio se me cruzo ¨La vida es sueño¨ (1635) de Calderón de la Barca, luego ¨Interpretación de los Sueños¨ (1900) de Sigmund Freud. seria extenso y complicado explicar el filme desde ésta concepción, además no creo que los responsables de la obra lo hayan pergeñado a partir de éstas variables.

Veamos, si todo lo que ve son sus recuerdos ¿cómo se explica que no recuerde a éste trió? Se me presenta como un poco contradictorio. En seguida sabremos que su rescate fue programado por el jefe (¿Morfeo?) del lugar al que lo llevan y que es el esperado. ¿Mesias? (¿Neo?).

Durante una hora todo va en dirección de construir, el personaje descubre, imagina, sueña, que era un arquitecto y es el indicado para, en principio, sostener y luego evadir éste ¨universo comatoso¨ (esto último se lo robé a mi colega y ex amigo, pues  fue quien me indicó, no sugirió, las películas que debía ver e intentar criticar en tiempos de cuarentena, o sea tirar sal en la herida). No voy a imputar al prócer sin tener pruebas. Hecho el descargo, prosigo.

Este mundo creado de manera digital, visualmente muy bien concebido y plasmado, supera con creces al relato que debiera sostenerlo, pues peca de soberbia, creer que una imagen vale más que mil palabras, en este caso no aplica, así como tampoco lo hacen las leyes de la física del mundo real, según explican los personajes, pues están en una especie de ¨limbo¨, pero simultáneamente puede hasta ser una realidad paralela, así de expresado, todo así de confuso. Juro que pensé que aparecería el Dr. Emmett Brown para explicarlo, lastima, no sucedió.

El texto no sabe hacia a donde se dirige, al menos en esa primera mitad de la cinta, queda claro que cada personaje en éste mundo posee un don, él debe descubrir el suyo.  En la segunda mitad todo cambia, todo aquello que se fue constituyendo en esa primera hora se destruye en segundos, por otra idea genial, original, que quieren acoplar. pero que en realidad, esto dicho desde el desarrollo del relato, suplanta.

El filme se torna, a pesar de las incoherencias en demasiado previsible, esto se debe a la presentación y evolución de los personajes, todos terminan siendo parte de un gigantesco cliché, por lo cual ni siquiera los giros y supuestos imprevistos llegan a generar algún suspenso, sólo atrae lo visual, pero esto no alcanza para fijar el interés del espectador.

Lo dicho al principio, en la “Batalla naval”, la palabra que ningún jugador quiere decir es ¨hundido¨, que no es lo mismo que sumergido, pero se parece.

Aunque si no hay otra cosa, y para pasar el rato, sirve.

 

 

Calificación: Regular (Héctor Hochman)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.