Buenos Aires, 05 de agosto de 2020

Buscador

 

 

"Encuentro fatal"

 

 

Título: “Encuentro fatal”. Título original: “Fatal affail”, USA 2020, hablada en inglés, con subtítulos en español. Realización: Peter Sullivan. Guión: P. Sullina,  Rasheeda Garner, a partir de una historia de Jeffrey Schenck. Producción: Barry Barnholtz, Nia Long, Jeffrey Schenck Fotografía: Eitan Almagor. Música: Matthew Janszen. Casting: Dean E. Fronk, Donald Paul Pemrick. Diseño de producción:  Darcy C. Scanlin. Dirección de arte:: Alex Stamm. Escenografía:  Debra Echard. Diseño de vestuario:  Marina Ray. Supervisión de edición de sonido:  Trip Brock. Supervisión de efe4ctos visuales:  Dustin Solomon. Coordinación de dobles: Sean Christopher. Compaginación: Randy Carter. Intérpretes: Nia Long  (Ellie Warren), Omar Epps  (David Hammond), Stephen Bishop  (Marcus Warren), Aubrey Cleland  (Brittany Warren), Maya Stojan  (Courtney), Kj Smith  (Deborah), Jason-Shane Scott  (Travis), Carolyn Hennesy (Janice). Estreno en la Argentina: 16 de Julio de 2020, presentado por Netflix. Género: Drama. Duración: 89 minutos, sin calificación. Disponible en plataforma Netflix

 

 

 

Éste film yankee de reciente estreno en la plataforma Netflix,al igual que la italiana ¨Los infieles”, de la cual también me ocuparé, son un claro ejemplo del peligro que suscita la presencia de esta forma de hacer y ver películas.

¿A qué denomino el peligro de Netflix? La oferta de filmes a la que se tiene acceso (por una cuota mensual) son en su gran mayoría de muy mala calidad en tanto arte, claro, lo que  hace que cualquier producto que supere la media de la sensación de ser bueno. Aclaro, no es el caso con estas dos y convengamos además que la media se podría decir es más bien de parámetros bajos.

Tampoco me parece esta la oportunidad para escrudiñar sobre cómo se conforma esta oferta en términos económicos, pero, y sólo como un avance en la idea, no creo que sea lo mismo en relación a los costos estrenar contemporáneamente  en cines un filme (solo como ejemplo) de Michael Haneke que uno de origen hindú, africano, o de medio oriente.

Sin hablar de las exigencias, tanto se acostumbra uno a la mediocridad general. que termina aceptando y calificando optimamente aquello que en realidad no lo es. Iba a escribir mi idea sobre el fenómeno Messi, pero me alcanza con lidiar con los fanáticos de la polítika, ¿Esta mal escrito? ¿Será una falta de ortografía?

Sucede lo mismo en otros ámbitos y variables de la cultura, como decía Zygmund Bauman, (1925/2017) en este recorrido hacia la decadencia que terminará dominando la ¨Baja Cultura¨, él diferenciaba a ésta de la ¨Media Cultura¨ y ¨Alta Cultura¨  en su libro ¨Moderrnidad liquida¨ (1999), donde describe lo efímero de la nueva cultura refrendado en sus últimos escritos a los que llamo ¨la trampa de las redes sociales¨.

En este punto es que todo lleva a la desaparición de los Discépolo, Spinetta., Yupanqui, para dar lugar a otros instalados desde los estratos del poder y el hombre es un animal de costumbre.

Es así que cualquiera escribe un libro (y lo edita), o compone supuestas canciones que son emitidas y masificadas por los medios de comunicación, compuestas por personas que manejan un léxico de 20 palabras y componen 200 canciones (si se pueden llamar así), todas con el mismo sonido e imperceptibles variaciones. Nos acostumbramos a eso y van disminuyendo los requisitos, lo mismo sucedió con la educación, no crea que son hechos aislados.

Toda esta introducción serviría para pensar en este filme que no sólo es una burda copia actualizada del éxito ¨Atracción fatal¨ (1987), aquella que atemorizo a los hombres infieles en esa época, con algunas modificaciones en esta versión en la que  los personajes principales son todos afroamericanos. Además ahora el acosador es un hombre, a lo que se suman los avances tecnológicos, llamémosle, celulares, computadoras, etc.

Todo se constituye de malo para peor. De la previsibilidad absoluta de las acciones a los diálogos intrascendentes, cuando no estúpidos, a la repetición de los mismos. Eso sí, en esta, por suerte, nadie cocina un conejo.

De estructura narrativa lineal y progresiva y por si no queda algo claro de los sucesos algún personaje lo verbaliza, la banda de sonido refuerza constantemente  la idea impuesta mientras la dirección de arte se encarga de que todo parezca natural en el sentido de sin esfuerzo que sea al menos visible.

Ellie Warren (Nia Long), abogada de renombre, y Marcus Warren (Stephen Bishop), arquitecto, conforman un matrimonio de veinte años que decidieron independizarse y empezar una nueva vida a las afueras de la gran ciudad, padres de Britanny (Aubrey Cleland), una joven universitaria que retorna de vacaciones al nuevo hogar conyugal.

Pero no todo es lo que parece. En una noche de festejo con un compañero de trabajo, David Hammond (Omar Epps), cita a la que faltó, Courtney (Maya Stojan), la mejor amiga de Ellie, y ya pasada de copas ella tiene ¨casi¨ un desliz con el buen mozo de David. No voy a entrar en detalles pues todavía no puedo definir el ¨casi¨. Ergo, este se obsesiona con ella, ambos tienen una historia por detrás, cuando eran compañeros de la facultad. Lo que sigue imagíneselo.

En ningún instante esta cinta que se quiere encuadrar en el género de thriller o de suspenso, llega a generar alguna sensación de esa naturaleza, digamos que es la previsibilidad hecha película.

Tampoco ayudan en demasía las actuaciones, a Stephen Bishop se le nota su pasado como beisbolista, no confundirlo con el cantante pues éste es caucásico. Se podría decir que se lo nota siempre esperando que le den pelota. Nia Long no produce empatía en ningún momento ni situación, pues el mayor defecto en una actuación es no ser creíble, y esto es lo que sucede.

Terminando con el trío, Omar Epps  posiblemente sea el que tenga en su personaje las mayores variaciones de estados de ánimo y personalidad de toda la cinta, el punto es que cruza la línea de la actuación para instalarse en la exageración, aparece siempre sobre actuando, por lo tanto tampoco es veraz.

Les juro que con el apellido Warren se me cruzo constantemente la pieza de Les Luthiers ¨El sendero de Warren Sanchez¨, pero eso es mi propia asociación libre, no se lo endilgaré al producto.

 

 

Calificación: Mala (Héctor Hochman)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.