Buenos Aires, 19 de octubre de 2020

Buscador

 

 

"La vieja guardia"

 

 

Título: “La vieja guardia”. Titulo original: “The old guard”, USA 2020, hablada en inglés, con  subtítulos en español. Realización: Gina Prince-Bytherwood. Guión: Greg Rucka, basado en historia y personajes de historieta creados por Greg Rucka, Leandro Fernandez. Producción: A.J. Dix, David Ellison, Marc Evans, Marc Evans, Dana Goldberg, Don Granger, Beth Kono, Charlize Theron. Fotografía:  Barry Ackroyd, Tami Reiker. Música: Volker Bertelmann, Dustin O'Halloran. Casting: Salah Benchegra, Lucy Bevan Paul Kirby. Supervisión de dirección de arte: Ben Collins Escenografía: Jille Azis. Diseño de vestuario: Mary E. Vogt. Dirección de 2da unidad: Jeff Habberstad. Diseño y supervisión de edición de sonidoBen Barker, Glenn Freemantle. Supervisión de efectos especiales: Christopher Hubbard, David j Watson, Hayley J. Williams. Supervisión de efectos visuales: Sara Bennett, Bryan Jones, Benjamin Mossman,  Coordinación de dobles:  Brycen Counts,  Daniel Hernandez, Adam Kirley,  Compaginación: Terilyn A. Shropshire. Intérpretes:  Charlize Theron (Andy), KiKi Layne (Nile), Matthias Schoenaerts (Booker), Marwan Kenzari (Joe), Luca Marinelli (Nicky), Chiwetel Ejiofor (Copley), mHarry Melling (Merrick), Van Veronica Ngo (Quynh), Natacha Karam (Dizzy). Estreno en la Argentina:  10 de julio de 2020,, presentado por Netflix. Género: Drama. Duración: ,125 minutos, sin calificación. Disponible en Netflix.

 

 

 

En estos tiempos de arribo masivo de productos audiovisuales a cuanta plataforma se inventa para "disfrutar" cine desde la comodidad del hogar, a uno ya se le complica distinguir si algo que es mediocre o de manual parece genial al lado de tantas películas burdas, o si efectivamente estamos frente a algo de buena factura, bien filmado y con alguna novedad, sea del género que sea. En todo caso si hay que jugársela podemos decir que “La vieja guardia”, pese a ser de Netflix, tiene con qué discutir todo lo dicho anteriormente si el paladar no es muy exigente.

Basada en el cómic de Greg Rucka (co-creado y dibujado por el argentino Leandro Fernández) “La vieja guardia”  cuenta la historia de Andrómeca de Escitia, Andy para los amigos, interpretada por Charlize Theron que luego de ese brillante personaje que compuso a puro silencio en la nueva versión de "Mad Max" (2015) y de “Atómica” (2017) se recibió de actriz de cine de acción con mucho temple, presencia y por supuesto belleza. A juzgar por el resultado final de este estreno la actriz sudafricana encontró un kioskito de varios millones del cual desde este humilde lugar podemos vaticinar, al menos, tres secuelas (no hay nada confirmado pero sin dudas va a ocurrir). Material de base, léase las historietas, hay de sobra.

En fin, Andy es inmortal (o casi), y tal cual le sucedía a Christopher Lambert en “Highlander” (Russel Mulcahy, 1986), hace siglos y siglos que lo es. Luchadora de mil batallas que alguna vez estuvo en posición de tener que elegir bandos y hoy sólo obedece al suyo. Arregla el mundo y combate gente de acuerdo a sus propios códigos morales sobre quién es héroe o villano. No está sola en esto. La acompañan tres hombres "más jóvenes" que ella. Joe (Marwan Kenzari) y Nicky (Luca Marinelli) que se conocieron en las Cruzadas (en lados opuestos) y ahora andan demostrando que el matrimonio duradero aparentemente es posible, y un solitario Booker (Matthias Schoenaerts) que viene de las guerras napoleónicas.

Al igual que el clásico de los ‘80 no se sabe por qué o qué los hace inmortales, pero sí que todos consideran a este poder, algo más cercano a una maldición que a un don. "Estoy muy cansada de esto" dirá Andy, y así por el estilo.

Sin adelantar demasiado diremos que al principio el equipo sale en pos de cumplir con la misión de rescatar a un grupo de chicos secuestrados para encontrarse con la sorpresa haber caído en una falsa alarma, descubriendo que hay un enemigo invisible que sabe de su existencia. Pero el disparador de esta pieza de acción reside en la visión repentina, que luego los cuatro parias tienen al mismo tiempo,: la imagen y presencia de una soldado que acaba de (no) morir en Afganistán. Así entonces, Andy y sus amigos salen en busca de Nile (KiKi Layne), una nueva inmortal, cosa que no ocurría hacía siglos. El enemigo no tardará en dar la cara y sus motivos para serlo. Merrick (Harry Melling), con la ayuda de un tal Copley (Chiwetel Ejiofor), es un ultra multimillonario dueño de un laboratorio que, por supuesto, quiere "estudiar" a esta gente para salir con algún producto que lo haga más millonario todavía.

Es verdad que en esta mezcla de argumentos, conocidos más por la generación previa a este siglo que por los pibes de hoy, no hay tanta novedad. Pero “La vieja guardia” soslaya sus fuentes para atenerse al conflicto interno de cada personaje, especialmente el de Andy que lleva la batuta y se empata luego con Nile, quién resultará de vital importancia para la trama, y hasta tomará las riendas del asunto.

Tal vez estemos frente a uno de los pocos productos cuya intención de inclusión étnica y de género resulta absolutamente natural y justificada. Es decir, no impuesta sólo por una cuestión de corrección política empezando por haberle dado el timón de la dirección a una mujer, joven y negra como Gina Prince-Bythewood, responsable de aquella buena “Sabor a miel” de 2008, aunque bien lejos de éste género. Tal vez la fuente de la que bebe el guión ayude a esta rápida aceptación de lo inclusivo sin mucha vuelta. 

No son pocos los momentos de transiciones melancólicas que colaboran para no transformar la película en un derroche de balas sin sentido y que la realizadora maneja con buen tempo para balancear la acción. Si bien, de nuevo, la base literaria no permite mucha profundidad, el trabajo de dirección de actores es lo suficientemente sólido como para hacer carne esos momentos entre huidas y nuevas locaciones.

El otro costado, el de la acción, también encuentra puntos altos en la coreografía de las escenas de peleas que ayudadas por la entrega física de las dos actrices le dan credibilidad a cada momento Obviamente el montaje, los efectos sonoros y la música juegan su juego también. Como sea, la directora ofrece solidez narrativa y se ha ganado rápidamente un lugar para las secuelas. Ah, porque por cierto, si bien los personajes en “Highlander” tenían una muletilla que pronunciaban con prestancia y seriedad, tanto en ese caso como en el de “La vieja guardia " (NO) puede haber (SÓLO) uno"

 

 

Calificación: Buena (Guillo Teg)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.