Buenos Aires, 19 de octubre de 2020

Buscador

 

 

"Complot internacional"

 

 

Título: “Complot internacional”. Titulo originalt;”Chui shao ren” Australia, China 2019, hablada en inglés, mandarín, con subtítulos en español. Guión y realización: Xiaolu Xue. Producción: Greg Basser, William Kong. Fotografía: Andy Canny, Sean Courtney Lewis. M;úsica: David Hirsch. Dirección de arte: Adrián Dalton. Escenografía: Rolland Pike. Diseño de vestuario: Katherine Milne. Dirección de 2da unidad: Chris Anderson. Diseño y supervisión de edición de sonido: Andrew Neil. Supervisión de efectos especiales: Peter Stubbs. Supervisión de efectos visuales:  Lindsay Adams, Adam Hoppe. Charles Chao-Hua Lee, Simon Maddison Compaginación:  Andy Canny Sean Courtney Lewis. Intérpretes: Jiayin Lei (Mark), Wei Tang (Zhou Siliang), Xi Qi (Judy), John Batchelor (Harrison), Ce Wang (Peter), Simay Argento (Hooker),  Steve Bastoni (Harrison's Gunman), Luke Clayson (News Reporter). Estreno en la Argentina: 09 de Julio de 2020, presentado por BF-Paris Distribution. Género: Drama. Duración 134 minutos, sin calificación Disponible en plataforma iTunes, Google play. Youtube.

 

 

 

Si esta fuese una producción hollywoodense no merecería mayor calificativo que el de regular, pero es una co - producción entre Australia y China, entonces entran a jugar otros valores y variables de análisis y expectativas, claro. El titulo promete.

De entrada nomas ya nos posiciona en un género muy transitado por la meca del cine, el thriller con tintes socio-políticos,

En la primera escena somos testigos de un terremoto de proporciones increíbles en África, la compañía instalada cerca de su epicentro es australiana, y los primeros en llegar para socorrer a las victimas, son los empleados de esa empresa. Todo esto ocurre justo cuando una empresa gigante de China está revisando a las empresas postulantes para mejoras estructurales, una de ellas es la australiana, obvio, mejor publicidad imposible, para ambas.

Mark, un ingeniero chino (ni crean que voy a escribir el nombre de los actores) de la empresa australiana (no discriminan, pero aclaran que son 2 chinos los que trabajan) es el encargado de investigar los hechos más de cerca.

En esa investigación, es incitado y llevado de las narices por Siliang, una ex-novia de la que sigue prendado, digamos, claro que él está casado y tiene un hijo, en tanto que  ella está sólo casada, con otro, claro,  y muy poderoso.

Ambos van descubriendo que nada es tan claro como parece, toda una telaraña construida a base de mentiras, engaños, corrupción y muerte. Eso mismo que ocultan pone a nuestro héroe en tal peligro que hasta involucraría a su familia, claro.

Si por si fuera poco, las sub-tramas que instala el texto por momentos avasallan y superan la trama principal, y son tantos los giros y contra-giros del guión que todo se vuelve demasiado confuso, aunque en ningún momento deja de ser exageradamente previsible, lo cual parece una contradicción, pero no lo es. Más allá de algunas cuestiones de verosimilitud que se pierden en la maraña que se produce en ese desarrollo, lineal por cierto, de su estructura narrativa casi clásica.

El mayor de todos estos ¨yerros¨ es ver como dos personas comunes se convierten en John y Jane Smith, la pareja formada en el filme ¨Sr. y Sra. Smith¨ (2005) con Brad Pitt y Angelina Jolie en un comedia de acción, el género permite otras cosas. En este punto los personajes de Mark y Siliang están más cerca de los personajes del Dr. Richard Walker y Michelle, personificados por Harrison Ford y una jovencita Emmanuelle Seigner, en el filme ¨Búsqueda Frenética¨ (1988), donde al final del filme no te diste cuenta que les creíste todo, claro que dirigidos por Román Polanski.

Por lo cual en esta producción nada termina por cerrar de manera creíble, como ejemplo en una escena un personaje arroja a un pozo de 10 metros de profundidad un encendedor de los que hay que mantener apretado para que se mantenga la llama, y el mismo llega encendido abajo. Sin contar que estos mismos personajes por momentos parecen Jason Bourne, escapan de todo un ejército de asesinos, saltan entre trenes, o por toboganes de finales inciertos, ventanales a varios pisos de altura, manejan, camiones, autos, motos, como si fuesen Steve Mc Queen en ¨El gran escape¨ (1963). (¿Estudiando ingeniería te enseñan todo eso?) En paralelo la historia con la esposa que no termina de entender que le oculta su marido con el cambio de actitud para con ella y su hijo, estados alterados no comunes en él.

Por supuesto que en relación a las demás variables, e instalados definitivamente en un filme de acción, el montaje se lleva los mejores aplausos, la dirección de arte hace gala a partir de la dirección de fotografía. Es una producción internacional, las acciones transcurren en China, Australia, y África, de ahí el título, el original en chino es ¨Chui sao ren” (no me pidan que traduzca). El diseño de sonido es muy bueno si extirpáramos de la banda sonora muchas de las canciones, pues resultan redundantes más que empáticas.

Muy poco se puede decir de las actuaciones, ya que los personajes están construidos desde el catálogo de personajes más usados en este género cinematográfico, mucho no tiene para hacer que se destaque, además de ser actores desconocidos por el público argentino. No se puede decir que está mal actuada, pero si algo no luce demasiado son las actuaciones.

Incluso atenta contra sí misma la duración del filme, los 134 minutos terminan por ser excesivos, aburre por momentos, cansa en otros, pues se sabe exactamente cómo va a continuar y terminar la historia..

Volviendo al principio de esta nota, el título genera una esperanza que no termina de cumplir.

 

 

Calificación: Regular (Héctor Hochman)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.