Buenos Aires, 12 de diciembre de 2019

Buscador

 

 

"El valor de una mujer"

 

 

Título: “El valor de una mujer”. Título original: “Nome de donna”, Italia 2019, hablada en italiano, con subtítulos en español. Realización: Marco Tullio Giordana. Guión: M. T. Giordana, Cristiana Maimnardi. Producción: Lionello Cerri, Hengameh Panahi. Fotografía: Vincenzo Carpineta. Música: Darío Marianelli. Casting: Barbara Melega. Escenografía: .Benedetta Brentan. Edición de sonido: Francesca Genevois.  Supervisión de efectos visuales: Stefano Marinoni. Compaginación: Claudio Misantoni. Intérpretes: Cristiana Capotondi (Nina), Valerio Binasco (Marco Maria Torri), Stefano Scandaletti (Luca), Michela Cescon (Ave. Tina Della Rovere), Bebo Storti (Don Ferrari), Adriana Asti (Ines), Laura Marinoni (Ave. Rossi), Anita Kravos (Alina), Vanessa Scalera (Sonia Talenti). Estreno en la Argentina: 14 de noviembre de 2019, presentado por Infa Cinema. Género: Drama. Duraciòn: 91 minutos, S/M.13 años, con reservas

 

 

 

Posiblemente lo mejor de esta producción se encuentre en la escena que clausura el mismo, para saber deberá verla, esto no es una incitación a hacerlo. Pero….

El filme en su conjunto apenas supera la mediocridad generalizada de tantas otras realizaciones que se promulgan en un tema por demás arduo, el acoso sexual, Instalado en este caso en la lucha de una mujer contra un sistema dominado por los hombres. En este caso dentro del ámbito laboral.

En realidad el acoso de cualquier tipo tiene que ver con el poder y no con el género únicamente.

Pero en este tema el director Mateo Tullio Giordana, el mismo de “La mejor juventud” (2003), se adentra al contenido transitando por otra variable, la de la sumisión instalada en las mismas mujeres, si bien la narración circula por el recorrido que realiza Nina (Cristiana Capotondi), no deja de lado el hecho que a fuerza de ejercicio en el tiempo la situación está “naturalizada”.

A punto tal que eran las mismas madres que educaban a sus hijas a ocupar el “lugar” que les corresponderá en la vida.

El filme consta de dos partes muy diferenciadas, la primera. en que se expone la historia en sí misma, dando los elementos necesarios al público sobre todos los acontecimientos, para luego, en la segunda,  instalar el discurso a través del juicio.

La primera parte tiene una concepción más cinematográfica que la ulterior, hay más acción, hasta el manejo de la luz, el montaje. y la dirección de arte se adecuan al texto.

En cambio, luego ya en las escenas del juicio, el director opera más dentro de la estructura y estética televisiva, es en este punto en que algo se empieza a sentir como tedioso.

Si bien hasta ese momento no fue una maravilla de realización se puede presentir como lo importante es no sólo el relato, sino el clima de denuncia hacia una sociedad patriarcal protegida por la Iglesia Católica , sea por apoyo directo o por el pecado de omisión, aunque esto se sienta como bastante superfluo.

Nina, una madre soltera, abandona la ciudad de Milán para mudarse a un pequeño pueblo de Lombardía, en donde su profesión de enfermera es requerida. y por la recomendación de un cura ingresa en una famosa clínica para ancianos.

El secreto a voces del lugar no tarda en hacerse presente, a los pocos días de comenzar a trabajar, ya siendo juzgada por ser madre sola, sin marido, novio con el que convive, que no es el padre de hija,

Es llamada por el contador del lugar Marco Maria Torri (Valerio Binasco), que también cumple con la función de administrador del sanatorio, quien se hace llamar doctor sin serlo, sólo para infundir más temor que respeto, que intentara violar a Nina.

La lucha de ella por llevar adelante la denuncia contra éste sujeto, y todos aquellos que lo apoyan, para denostándola, es el motor de esta producción.

El problema del filme reside en lo superficial de todo, hasta el poco desarrollo de los personajes laterales, secundarios, va en desmedro del texto, y todo terminan apoyándose en la actuación de la joven y promisoria Cristiana   Capotondi,  muy bien acompañada por Valerio Binasco, esto va a redundar en la capacidad en la dirección de actores, ambos no  muy conocidos para el gran público argentino.

De estructura clásica, lineal en su mayor parte, sin intenciones de innovar nada desde lo estético, sólo esas alteraciones descriptas, al filme se lo presentía de mayor cuantía desde la presentación. 

Reitero, sólo la última escena es muy buena, como tal, casi necesaria, diría

 

 

Calificación: Buena (Héctor Hochman)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.