Buenos Aires, 18 de agosto de 2019

Buscador

 

 

"Dumbo"

 

 

Título: “Dumbo. Titulo original: “Dumbo”, USA 2019, hablada en inglés, con subtítulos en español, y copias dobladas al español. Realización: Tim Burton. Guión: Ehren Kruger, sobre la novela de Helen Aberson y Harold Pearl. Producción: Katterli Frauenfelder, Derek Frey, Ehren Kruger y Justin Springer.  Fotografía: Ben Davis. Música: Danny Elfman. Casting: Deborah Maxwell Dion y Susie Figgis. Diseño de producción: Rick Heinrichs. Supervisión de dirección de arte: Chris Lowe. Escenografía: Cosmo Sarson. Diseño de vestuario: Colleen Atwood.  Dirección de 2da unidad: Sam Barry-Parker. Diseño de sonido: James Boyle. Supervisión de edición de sonido: James Boyle. Supervisión de efectos especiles: David  Sudick. Supervisión de efectos visuales: Hayley J. Williams. Supervisión de animación: Catherine Mullan. Coordinación de dobles: Rowley Irlam. Compaginación: Chris Lebenzon. Intérpretes en inglés, con subtítulos en español: Colin Farrell (Holt Farrier), Michael Keaton (V. A. Vandevere), Danny DeVito (Max Medici), Eva Green (Colette Marchant), Alan Arkin (J. Griffin Remington), Nico Parker (Milly Farrier), Estreno en la Argentina: 28 de marzo de 2019, presentado por Disney Pictures, en 2 y 3 D. Género: Drama / Aventuras. Duración: 112 minutos, S/M. 13 años

 

 

 

 

No es la primera vez que la factoría Disney desde lo narrativo une fuerzas con Tim Burton en tanto construcción de espacios en donde desarrollar una historia. Aplicando lo sobresaliente del director de “El Gran Pez” (2003), que es su “imaginería” visual, la estética servil a los relatos elegidos. Sin embrago es preciso decir que en este caso, ya sucedió antes, la unión se establece a partir de las debilidades de cada parte.
Se puede reconocer dentro de esa paleta de colores exuberantes el universo tradicional de Disney, del mismo modo que dentro de un relato clásico de Disney como lo es “Dumbo”, se puede reconocer el mundo de Burton, con la mala fortuna que cada uno juega en función de anclaje. Por lo tanto ambos entregan a medias sus posibilidades y el filme se establece en una medianía plagada de comodidad.
De esta manera el filme no gana en nada, en ningún momento lleva al espectador a tener alguna empatía emotiva, ni con el personaje, supuestamente central de Dumbo, ni con los humanos, reemplazantes de los animales de la versión original realizada en 1941, quienes son los que realmente se posicionan para la construcción y desarrollo. Todo demasiado previsible.
Por supuesto que los cánones que se establecen desde el origen aparecen, esto es la discriminación al diferente, el ansia de superación y la fortaleza interna para transitar por los obstáculos que se presentan. También hay soslayada (y no tanto) una crítica al materialismo salvaje. Siempre distante, frío, sin emotividad.
El relato transcurre después de la primera guerra mundial, Holt Farrier (Colin Farrel) regresa al circo que lo supo tener como estrella, convertido en un capitán del ejército (ahora viudo) y con un brazo amputado. Allí lo esperan sus hijos, pero no su espectáculo ecuestre, no solo por el cambio de estado físico, sino que Max Medici (Danny de Vito), el dueño del circo,  a partir de la crisis económica se vio obligado a vender los caballos. Pero en medio de toda ese infortunio nace una esperanza en formato de elefante con una orejas demasiado grandes, todo un “raro” dentro de ese mundo circense plagado de ellos, pero motivo suficiente para ser centro de burlas y desprecio por los “otros” y por los “suyos”, salvo por los hijos de Holt, que descubren el don de volar en el elefante bebe.
La noticia de este fenómeno que  termina siendo el motivo de resurgimiento del circo, hasta allí llega V.A. Vandevere (Michael Keaton)  un rico productor de espectáculos, junto a Colette Merchant (Eva Green) una joven trapecista, novia de Vandevere. Pero la ambición es más grande que el corazón, no solo compra al elefante estrella, sino todo el circo y todo se  traslada a “DreamLand” una especie de Disney World, del que Vandevere es su dueño y donde mostrara su verdadero rostro.
Con muy buenos actores y un trabajo de alto nivel desde lo estético, tecnológico, pero que nunca logra levantar demasiado vuelo.

 

 

Calificación: Regular (Héctor Hochman)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.