Buenos Aires, 16 de junio de 2019

Buscador

 

 

Destacado

"María Callas: En sus propias palabras"

 

 

 

Entre el mito y la realidad

 

 

Título: “María Callas: En sus propias palabras”. Título original: “Maria by Callas”, Francia 2017, hablada en inglés, francés, italiano, con subtítulos en español. Realización: Tom Volf. Guión: Sin datos. Producción: Thierry Bizot, Emmanuel Chain, Gaël Leiblang, Tom Volf. Fotografía y compaginación: Janice Jones. Música: Jean-Guy Veran. Supervisión de edición de sonido: François Fayard. Coordinación de efectos visuales: Samuel François. Intérpretes: Fanny Ardant (Voz),  Joyce DiDonato (María Callas, voz narración), como ellos mismos, material de archivo: Maria Callas, Aristotle Onassis, Vittorio De Sica, Pier Paolo Pasolini, Luchino Visconti, Omar Sharif, Antonio, Brigitte Bardot, Jean Cocteau, Elvira de Hidalgo, Catherine Deneuve, Duchess of Windsor, Duke of Windsor, Grace Kelly, Jacqueline Kennedy, Anna Magnani, Giovanni Battista Meneghini, Edward R. Murrow, Queen Elizabeth II, Queen Elizabeth the Queen Mother, Barbara Walters. Estreno en la Argentina: 14 de marzo de 2019, presentado por Mirada Distribution. Género: Documental. Duración: 113. Minutos, ATP

 

 

 

María Callas abandonó no sólo la ópera en París el 16 de septiembre de 1977, sino el planeta tierra, para convertirse en un mito e ingresar en la eternidad. Su extraordinaria voz la había trasladado  a la fama, el lujo y la frivolidad del jet set. Su carácter díscolo y una vida privada turbulenta, la llevaron a figurar en pasquines,  revistas del corazón y primeras planas de todo el mundo.  

Era una mujer que escondía muy bien su fragilidad y timidez, tras una máscara áspera y seca. No poseía buena  visión (no veía a más de un metro y medio de distancia) y esto  la hacía parecer altanera e insolente. Pero esos  rasgos de su carácter no le imposibilitaron que proporcionara a la ópera otra dimensión no considerada hasta ese momento: la de la interpretación.

Su carrera fue relativamente corta, sus comienzos  fueron en noviembre de 1938, en el teatro Olimpia, de Atenas, interpretando el personaje de Santuzza en “Caballería rusticana”, de Pietro Mascagni. Su voz comenzó a apagarse a partir de 1960, tal vez por haberse dedicado a estudiar  de modo riguroso y obsesivo, no sólo música sino también actuación.

Sus representaciones en Latinoamérica fueron en los dos polos culturales  muy importantes: Buenos Aires y  México (1950-51-52). En Buenos Aires, inauguró por única vez  la temporada lírica de 1949, en que cantó acompañada por el elenco del Teatro Colón, bajo la dirección de Tulio Serafín. El 20 de junio interpretó "Norma", de Bellini (cuatro funciones), junto al tenor Mario del Mónaco, la soprano argentina Helena Arizmendi y el bajo Nicola Rossi Lemeni.  Luego, realizó una única función de "Aida", de Verdi, y un concierto sinfónico vocal el 9 de Julio, oportunidad en la que se cantó el Himno Nacional, obertura, aria "Casta Diva", aria del "Fausto", de Gounod y el tercer acto de "Turandot", de Puccini.

En 2006 México en el Museo Nacional de Bellas Artes realizó una exposición con los objetos y recuerdos de la diva ante su paso por dicho país. Postales, programas, fotos, cartas, partituras, trajes con los que  representó a sus heroínas. Elementos teatrales y personales fueron algunos de los tesoros que la conectaron a Ciudad de México y Guadalajara, y a un público deseoso de conocerla. A su vez en Buenos Aires, en la Casa de la Cultura y Teatro Colón, se exhibió una colección de alhajas  seleccionada por especialistas de la casa Swarovki, la misma que proyectó todas las  joyas que la diva utilizó  durante su carrera.

“Maria by Callas: In Her Own Words” (“María Callas: en sus propias palabras”) de Tom Volf, es la primera película en forma de documental que cuenta la historia de la legendaria cantante de ópera griega- estadounidense a través de su propia voz.  La búsqueda, un tanto obsesiva,  de una María Callas desconocida llevó al fotógrafo francés a encontrar presentaciones, entrevistas de televisión, material de exposiciones, grabaciones en estudios, películas caseras, fotografías familiares, cartas íntimas y  protocolares, un bagaje insólito de memorias inéditas, casi todas nunca vistas en público.

El documental revela la esencia de una mujer extraordinaria que surgió de los suburbios en la ciudad de Nueva York, para instalarse en Atenas y desde allí  convertirse en una glamorosa superestrella internacional y en una de las mejores cantantes de todos los tiempos.

Reunir el material para la película llevó al director Tom Volf cuatro años de minuciosa investigación, que incluyó material privado de los amigos y asociados más cercanos de la Callas, quienes le permitieron compartir sus recuerdos personales.  El punto de partida de Volf  no fue hacer un “biopic”, sino que trató de realizar una biografía novelada, y  que como toda novela su trama es por capítulos, éstos están compuestos  por entrevistas por TV con el célebre periodista David Frost en 1970, en una de las cuales le dice “el destino es el destino y no tienes escapatoria”,  y en otra “me gustaría ser siempre María, pero está la Callas, de la que debo estar a la altura”,  cartas (a las que pone su voz de Fanny Ardant), diarios íntimos (cuyos extractos son leídos por la mezzosoprano Joyce DiDonato), presentaciones, y actuaciones memorables.

El material de archivo es sumamente atractivo ya que posee algunas performances de la diva, pero sobre todo películas domésticas como el “back stage”  de la filmación de “Medea” dirigida por  Pier Paolo Passolini, en el que por sorpresa se ve a un Passolini alegre y revoltoso. También  algunos ensayos  con  Luchino Visconti, sin olvidar las escenas de “Norma”, “Madame Butterfly”, “Un ballo in maschera”, “Carmen”, “Macbeth”, “La sonnambula” y “Tosca”, tomada en la Royal Opera House de Londres en 1964.

Después de 40 horas de películas, 200 horas de grabaciones, 400 cartas, cientos de fotos, y un trabajo de remasterización y orfebrería para recuperar al máximo los matices originales, y conseguir que la imagen resultara lo más íntima y cercana posible, Tom Volf  internó  al espectador en la intimidad de una “súper star”, como fue la Callas,  y le permitió transitar por los laberintos de su vida privada, bucear en su pensamiento, y  descubrir  el corazón que latía detrás de su máscara pública, para exponer su profunda tristeza, amargura, felicidad o fracasos tanto sentimentales como artísticos.

Tom Volf trabajó para la realización del documental en estrecha colaboración con Nadia Stancioff, amiga íntima de Callas,  a la que una vez le  había dicho: "Si tengo que morir antes que tú, quiero que le digas a la gente quién era realmente".

Por esta selección tan cuidada de pequeños recortes en la vida de la diva, el documental ofrece un interés que escapa al lineal retrato biográfico de una artista cuyas aristas son infinitas, y están  llenas de matices entre sus luces y sus sombras,  que dejan entrever la justa medida el espacio que mediaba entre la persona y la leyenda de una diosa.

Lo interesante de “Maria by Callas: In Her Own Words”  es que Volf no buscó a los expertos para que den sus testimonios, ni tampoco los chismes de la época, sino que utiliza el evocador encanto de las imágenes de archivos privados y otros no tanto, pero en su mayoría inéditas. Esas imágenes  indagan en su carácter fuerte y tesonero, inseguridades e infortunios, quebrantos que no le permitían ser completamente feliz durante su afamada vida.

La virtud del filme es que no fatiga con la voz en off de un narrador, sino que siempre habla María  en las entrevistas o canta la Callas en el escenario, Son sus palabras las que se escuchan, sus gestos o desplantes los que se ven. La Callas era una celebridad en la época de “La dolce vita” (1960), cuando los paparazi perseguían a las estrellas en cualquier rincón de tierra que visitaran. "Me siento elevada por encima de todo", dice la  Callas. "Es mi manera de darle al público la ilusión de algo mejor".

El filme tiene un orden desplegado que es todo lo que se ve de la Callas: una sencilla mujer que buscó el amor y encontró el fracaso, que tan sólo quiso hallar el refugio de un hogar y naufragó, que ansiaba sentirse aceptada y abrigada y finalizó sus días en la soledad de un departamento parisino.

En el orden plegado lo que se observa es el retrato de una mujer cabizbaja, taciturna y triste que le dice a Frost: “Soy sólo una mujer,  una mujer, no una diva (…) hay dos personas en mí… me gusta pensar que ambas van juntas. Mi propio yo  ha estado allí cada segundo. No he hecho nada falso. Si trato  realmente de escucharme seriamente, me encontraré a mí  misma”. Y agrega: “Es una cosa muy terrible ser María Callas, porque se trata de entender algo que nunca puedes entender realmente”.

María Callas fue la gran diva del siglo XX, en donde su único anhelo fue "alcanzar esos cielos donde la armonía es perfecta".

 

 

Calificación: Muy buena (Beatriz Iacoviello)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.