Buenos Aires, 24 de abril de 2019

Buscador

 

 

"El regreso de Mary Poppins"

 

 

Título: “El regreso de Mary Poppins”. Título original: “Mary Poppins returns”, USA 2018, hablada en inglés, con subtítulos en español, y copias dobladas al español. Realización: Rob Marshall. Guión: David Magee, sobre una historia de Magge, Rob Marshall y John DeLuca, basada en el libro “Mary Poppins stories”, de  P.L. Travers.  Producción: John DeLuca, Rob Marshall, Marc Platt. Fotografía: Dion Beebe. Música: Marc Shaiman. Casting; Tiffany Little Canfield, Francine Misler, Bernard Telsey.  Diseño de producción: John Myhre. Supervisión de dirección de arte: Niall Moroney.  Escenografía: Gordon Sim. Diseño dee vestuario: Sandy Powell.  Dirección de 2da unidad: Thomas Napper. Diseño de sonido y supervisiòn de edición de sonido: Eugene Gearty, Renee  Tondelli. Supervisiòn de efectos especiales: Robin Beavis, Steve Benelisha, Steven Warner, Supervisión de efectos visuales: Christian Irles, Matt Johnson, Christiuan Kaestner, Kyle McCulloch, Brandam Seals, Nhat Phong Tran. Coordinación de dobles; Mark Mottram. Supervisiòn de animación: Jim Capobianco, Jason Stoyall. Compaginación: Wyatt Smith. Intérpretes: Sin información sobre dobladores en copias al español, en inglés, con subtítulos en español;  Emily Blunt (Mary Poppins), Lin-Manuel Miranda (Jack), Ben Whishaw (Michael Banks), Emily Mortimer) (Jane Banks), Pixie Davies (Anabel), Nathanael Saleh (John), Joel Dawson (Georgie), Julie Walters (Ellen), Meryl Streep  (Topsy), Colin Firth (Wilkins / Wolf), Dick Van Dyke (Mr. Dawes Jr.). Estreno en la Argentina: 24 de enero de 2019, presentado por Disney.. Género: Comedia. Duración: 130 minutos, ATP..

 

 

 

 

La factoría Disney ha decidido abrir el arcón de lo recuerdos y producir o reproducir algunas producciones ya guardadas en la memoria colectiva, también denominados clásicos. Nadie le puede negar el derecho a consumarlo,  de hecho son los “dueños” de las películas a las que intentan desempolvar produciendo, secuelas, precuelas o reversiones, en todos los sentidos y definiciones que pueda incluir esta palabra.

Pues en realidad, y en este caso, estamos frente a una copia muy burda de una original a más de cincuenta años de su estreno, que atrasa, cinematográficamente hablando, más que eso. Está todo tan minuciosamente planificado y calcado que ni los intentos, de giros que muestran ni las leves modificaciones que se pueden apreciar, impiden que de manera permanente se establezcan las comparaciones, de manera inevitable.

Rob Marshall, el mismo director del filme ganador del premio de la academia de Hollywood “Chicago” (2002), justificado o no, siguiendo por “Nine” (2009), pasando por “En el bosque” (2014), para llegar a las que nos convoca, circulando, descendiendo, y demostrando que la caída  estrepitosa es irremediable. Dejamos de lado su responsabilidad sobre su función y compromiso en el filme “Piratas del Caribe, navegando aguas misteriosas” (2011), pues a esa altura las bondades de la saga habían desaparecido en el Triángulo de las Bermudas.

En esta producción son tantos los fallidos que ni las muy buenas performances actorales de algunos de sus protagonistas principales, no todos, ni la emotiva aparición del nonagenario Dick Van Dyke la pueden rescatar.

El principal problema es que si bien todo transcurre 20 años después todo huele a naftalina, desde la construcción del relato exactamente igual a la original, de los personajes desarrollados con brocha gorda, no hay variables, ni tienen matices, menos sutilezas. Tanto es así que los cuadros musicales, que deberían estar en función de la progresión del relato, aparecen como forzados, casi impositivos, impregnados de una banda sonora que atrasa, igualmente, más de medio siglo.

Nos encontramos con Michael Banks (Ben Whishaw), reciente viudo, padre de tres, y ayudado en seguir adelante por su hermana Jane Banks (Emily Mortimer). La situación empeora cada día, habiendo abandonado su pasión por la pintura, es actualmente empleado del mismo banco que intenta quedarse con la casa por las deudas acumuladas e impagas. Es en ese instante que hace su re-aparición Mary Poppins (Emily Blunt), claro que antes nos presentaron a Jack ( Lin Manuel Miranda), algo así como un alter ego de Bert en la anterior.

No alcanza a nivel de producto terminado con los aciertos a nivel de escenografía y vestuario, ni la dirección de arte, en general, ni la dirección de fotografía, en particular, la paleta de colores y tonos o los efectos especiales, animación incluida

Tampoco la selección de actores, Julie Walters, Meryll Strepp, Colin Firth, todos en papeles secundarios, aparecen como atractivos, pero nunca llegan a salvadores.

Emily Blunt, a quien le toco jugar con la más fea, reemplazar a Julie Andrews, sale más que airosa construyendo un personaje igual, pero que se parece en nada, es ella en todo momento. Ben Whishaw y Emily Mortimer aportan sus capacidades histriónicas al máximo, lo que  termina por presentarse como realmente insoportable es el personaje de Jack y la actuación de  Lin Manuel Miranda.

Esto último, y la sensación rancia de toda la producción, da cuenta que no siempre de un buen original se hacen buenas copias, Disney tiene el derecho de recurrir a su pasado, nosotros no estamos obligados a sufrir por ello.

 

 

Calificación: Regular (Héctor Hochman)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.