Buenos Aires, 19 de diciembre de 2018

Buscador

 

 

"Robin Hood"

 

 

Título: “Robin Hood”. Titulo original; Idem, USA 2018, hablada en inglés. Con subtítulos en español, y copias dobladas al español.  Realización: Otto Bathurst. Guión: Ben Chandler, David James Kelly, basado en una historia del primero. Producción: Jennifer Davisson, Leonardo DiCaprio. Fotografía: George Steel. Música: Joseph Trapanese. Casting: Deborah Aquila, Zsolt Csutak, Ronna Kress, Debbie McWilliam, Tricia Wood. Dise4ño de producción: Jean-Vincent Puzos. Supervisión de dirección de arte: Marc Homes. Escenografía: Naomi Moore. Diseño de vestuario: Julián Day. Dirección de 2da unidad: Simon Crane, Gary Powell. Diseño de sonido: Stephen P. Robinson,  Peter Staubli, David Werntz. Supervisión de edición de sonido: Karen Baker. Supervisión de efectos especiales: Paul Stephenson. Supervisión de efectos visuales: Henry Badgett, Angela Barson, Justin Cornish, Jesper Kjölsrud, Aleksandar Pejic,  Simon Stanley-Clamp. Coordinación de dobles Lilla Nemeth, Domonkos Pardanyi. Coreografía de peleas: Balazs Lengyel. Compaginación: Chris Barwell, Jose Hutshing. Intérpretes: Sin información sobre dobladores en copìas al español. En ingles, con subtítulos en español:  Taron Egerton (Robin of Loxley), Jamie Foxx (Little John), Ben Mendelsohn (Sheriff of Nottingham), Eve Hewson (Marian), Jamie Dornan (Will Scarlet), Tim Minchin (Friar Tuck), Paul Anderson (Guy of Gisbourne), F. Murray Abraham (Cardinal), Ian Peck (Arch Deacon), Cornelius Booth (Lord Pembroke). Estreno en la Argentina: 29 de noviembre de 2018, presentado por bf Distribution. Género: Drama. Duración: 116 minutos, S/M.13 años.

 

 

 

Desde que el cine irrumpió en la cotidianeidad humana, en el preciso instante que se estableció como un divertimento, antes de utilizarse como discurso, tuvo como fuente de inspiración la literatura.

Luego de más de una centuria se puede decir sin temor a equivocarse que el texto del mítico bandido del folclore inglés de la edad media, Robin Hood, es uno de los que más se repite en la historia del cine.

Así como muchas de las obras de teatro escritas por William Shakespeare tienen una base histórica real, la del “Príncipe de los ladrones”, también ubicada entre los años 1200 y 1400, tiene muchas investigaciones, teorías y análisis.

En tanto en el cine grandes actores, desde Douglas Fairbanks (1922) hasta Rusell Crowe (2010), pasando por Errol Flynn, Sean Connery o Kevin Costner, entre muchos otros, y sólo para nombrar algunos. Hasta una mínima aparición en “Shrek” con la voz de Vincent Cassel. Todos, sea de aventuras, de pura acción, romántica, hasta con humor como motor o con ausencia total del mismo, mantuvieron mínimamente el alma del relato.

Este nuevo acercamiento ya desde un principio con una voz en off, nos anticipa que ésta que estamos por presenciar es la verdadera historia, más allá del mito.

En esta versión, Robin de Loxley no vuelve de Jerusalém, de la guerra santa, sino que es enviado allí. Por lo tanto no debe conquistar a la bella Marian (Eve Hewson)  a su regreso, sino que la abandona pues ya son pareja, pero tranquilos, no la deja embarazada, sólo la deja.

Allí, en la ciudad cuna de las tres grandes religiones de occidente (todo esto para no repetir una palabra, perdón), luego de 4 años de lucha feroz vemos como por generación espontánea nuestro “héroe” imita a Moisés, se rebela contra sus superiores y amigos, defendiendo a los que hasta ese momento eran sus enemigos, prisioneros del malvado jefe. Faltaría que Robin (Taron Egerton) exclamará “let my people go” o, en su versión hebrea “shlaj na et ami” (no hace falta leerlo de derecha a izquierda), o en simple español “deja salir a mi pueblo”.

Este será el primero de los tantos entrecruzamientos utilizando características de otros héroes ficticios o reales, con  los que intentan construir un personaje diferente al mítico para terminar siendo un simple Frankenstein de los “héroes” románticos.

Podemos reconocer a Batman, en tanto es preparado por un maestro, en éste caso el pequeño John, que en esta versión es el musulmán salvado en las Cruzadas, El Zorro que hace justicia por los oprimidos, ahora trabajadores de una mina de carbón. Margaret Thatcher no aparece, o al menos no la vi en pantalla, el mismísimo  Conde de Montecristo, con su sed de venganza, ya que a su regreso su amada Marian está en brazos de otro hombre, como canta Juan Carlos Baglietto“ Yo se que una mujer valiente, se inclina igual, para el lado de la sed”. Claro, antes nos informan que al “súper” héroe lo dieron por muerto, ¿se entiende? Etc.

Según algunos, este tipo de producción en la que nada se termina respetando, ni desde el vestuario, apunta a un público joven, lo cual es algo para lamentar.

Todo establecido con espejitos de colores, léase,  ralentis, o  aceleraciones, acrobacias digitalizadas por doquier, algunas hasta de muy mala factura.

Los rubros mal llamados técnicos podrían salvarse del incendio, pero todo es tan paupérrimo que nada se puede rescatar, ni la fotografía, que en si no es mala, o el diseño de sonido. Sí se lleva mucho de los lauros del hartazgo, la música, grandilocuente, empática, omnipresente, indicando los estados de ánimo por los que debería transitar el espectador, y lo peor es que impide que el sufriente duerma un rato.

Las actuaciones tampoco pueden ser redimidas, en circunstancias que establece que cada personaje o actor este en un registro diferente, Taron Egerton parece estar en una comedia para adolescentes poniendo cara de buen chico, Jamie Foxx pidiendo perdón a Morgan Freeman, Ben Mendelsohn en la piel del Sheriff de Nottingham demasiado sobreactuado, queriendo ser más malo que Torquemada ofuscado, y para cerrar el cuarteto cuasi protagónico, aparece Eve Hewson, que decir de ésta mujer del medioevo que actúa como una feminista del siglo XXII, a. sí, es realmente bella.

Por supuesto que hay otros actores encarnando personajes laterales, algunos desdibujados, otros que cobran una importancia desmesurada, tal el caso del Cardenal en el cuerpo de F. Murray Abraham, más parecido a Richelieu que a Juan Pablo II.

Del guión y los diálogos mejor no hablar, ya que todo es tan burdo que no hay humor ni siquiera por error, sí aburrimiento por doquier, lo que en un filme de aventuras es un pecado capital.

Si a los jóvenes de hoy en día esto los atrae….el filme no termina sino que es la apertura a una posible franquicia con el personaje. Dependiendo de la taquilla, claro. 

 

 

 

Calificación: Mala (Héctor Hochman)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.