Buenos Aires, 19 de diciembre de 2018

Buscador

 

 

"Matar o morir"

 

 

Título: “Matar o morir”. Titulo  original: “Peppemint”, USA, Hong Kong  2018, hablada en español,  inglés, con subtítulos en español, y copias dobladas al español.  Realización: Pierre Morel. Guión: Chad St John. Producción:  Gary Lucchesi, Tom  Rosemberg, Richard  S. Wrigth.Fotografía: David Lanzenberg. Música: Simon Franglen. Casting: Deanna Brigidi. Diseño de producción: Ramsey Avery. Escenografía: Lori Mazuer. Diseño de vestuario: Lindsay McKa. Dirección de 2da unidad: Keith Woulard. Supervisión musical: Eric Craig, Brian McNelis.  Supervisión de edición de sonido: Frederic Dubois. Supervisión de efectos especiales: Larz Anderson. Supervisión de efectos visuales: James MacQuaide, Jared Simeth. Coordinación de dobles:  Don Lee, Keith Wouland. Compaginación: Frédéric Simeth. Intérpretes: Sin información sobre los dobladores en copias habladas en español. En inglés, con subtítulos en español:  Jennifer Garner (Riley North), John Gallagher Jr. (Detective Stan Carmichael), John Ortiz (Detective Moises Beltran), Juan Pablo Raba (Diego Garcia), Annie Ilonzeh (Agente FBI Lisa Inman), Jeff Hephner (Chris North), Cailey Fleming (Carly North), Eddie Shin (Agente FBI Li), Method Man (Detective Barker). Estreno en la Argentina: 15 de noviembre de 2018, presentado por Diamond Films. Género: Drama. Duración: 101, S/M.16 años.

 

 

 

Esta película ya la vi, es la primera idea que se cruza en los “segundos” minutos de empezar a verla, aunque esto no sea una verdad revelada. La idea se desprende desde el texto mismo, es una historia ya contada, pero en que su personaje encarnando al héroe es un hombre.

La primera escena, esos primeros minutos,  hasta daban para ilusionarse. Una noche oscura, un estacionamiento vacío, sólo un auto que, por los movimientos que produce mientras la cámara va acercándose muy despacio, da la sensación de que vamos a ser testigos de una escena de sexo salvaje,  histórica. Pero no. Salvaje, sí, Riley North (Jennifer Garner) está dando todo tipo de golpes a un supuesto malviviente, uno de los culpables de su tragedia, le da para que tenga guarda y no reparta, porque lo mata.

Y ahí terminan todas las sorpresas del filme, se les acabo la (casi) originalidad.

Luego el filme retrocede 5 años para establecer al personaje y su trágica historia, esa que la devengara en la versión femenina de “El vengador anónimo” (1974). Pero esto no sucede pues copian de buen origen, pero lo hacen mal, insertándole parte de otras historias de venganza personal o justicia por mano propia, como más le guste.

Su marido y su hija son asesinados casi por error, una vez capturados, el juicio que se le sigue a los responsables es una gran farsa, ella estalla. Es sabido.

No hay nada más peligroso que la venganza de una mujer despechada. 

Entonces, a partir de ahí,  tenemos el derrotero de la mujer que se transforma en la versión hermosa de Paul Kersey, el personaje interpretado hace más de 40 años por Charles Bronson. Todo para que sea creíble esa búsqueda frenética de algún tipo de justicia, aunque eso suponga cometer todo tipo de delitos.

Pero eso no es el mayor problema, es más, casi la actuación de Jennifer Garner es más que promisoria, pero no puede sostener sobre sus espaldas tanto desajuste y clichés mezclados, casi sin ser meditados, que están a la mano, funcionaron alguna vez, los pongo.

Así aparecen todos los personajes que tienen que aparecer de la manera más exacerbada posible: el traidor, la rata, el malo, muy malo, el jefe oculto del malo, muy malo, los secuaces de ambos que son más malos que los malos. o eso aparentan, y las escenas de acción bien filmadas.

Otras que dan un respiro a tanta vorágine, ella es capaz de hacerse cargo de un ejército de sicarios, claro que estos se ponen en fila esperando su turno para ser castigados por Riley (sí, el mismo nombre que la adorable nena de “Intensamente” 2015).

La música que establece lo que el espectador debe sentir en cada momento, o está puesta en esa función de manera disfuncional. Podríamos abstraernos y dejarnos llevar, entonces hasta podría ser entretenido el ir corroborando que acertamos cuando nos anticipamos a cada escena, sin tener el catálogo de lugares comunes en nuestras manos.

Pero esto es posterior a la última toma del desenlace, durante la proyección sólo deseamos que aparezca la palabra fin, pero en este caso, en realidad, surge continuará, claro que eso dependerá de la recaudación en boletería de los cines.

 

 

Calificación: Mala (Héctor Hochman)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.