Buenos Aires, 17 de noviembre de 2018

Buscador

 

 

Destacado

"Nace una estrella"

 

 

 

Lección de actuación ante cámaras en una obra sutil, sensible y potente

 

 

Título: “Nace una estrella”. Titulo original: “A star is born”, USA 2018, hablada en inglés, con subtítulos en español. Realización: Bradley Cooper. Guión: Eric Rot, B. Cooper, Will Fetters, basado en los  guiones de Moss Hart, John Gregory Dunne, Joan Didion, Frank Pierson, a partir de una historia de William A. Welllman, Robert Carson. Producción: B. Cooper, Bill Gerber,  Lynette Howell Taylor, Jon Peters, Todd Phillips. Fotografía: Matthew Libatique. Música:  Sin información. Supervisión musical: Julianne Jordan, Julia Michele.  Casting: Lindsay Graham, Mary Vernieu. Diseño de producción: Karen Murphy. Dirección de arte:   Matthew Horan, Bradley Rubin. Escenografía: Ryan Watson. Diseño de vestuario: Erin Benach. Dirección de 2da unidad: Bruce Jones. Supervisiòn de edición de sonido: Alan Robert Murray. Supervisión de efe4ctos especiales: Larz Anderson. Supervisión de efectos visuales:  Bruce Jones, David Lebensfeld, Tim LeDous, Grant Miller. Coordinación de dobles: Brian Simpson, Frank Torres Compaginación: Jay Cassidy. Intérpretes:   Lady Gaga (Ally), Bradley Cooper (Jack), Sam Elliott (Bobby), Andrew Dice Clay (Lorenzo), Rafi Gavron (Rez Gavron), Anthony Ramos (Ramon), Dave Chappelle (George 'Noodles' Stone), Alec Baldwin (Alec Baldwin), Marlon Williams (Marlon Williams). Estreno en la Argentina: 11 de octubre de 2018, presentado por Warner Bros. Género: Drama-. Duración: 136 minutos, S/M.13 años, con reservas.

 

 

 

Primero fueron Janet Gaynor y Frederich March en 1937, pero luego la dupla cambió a Judy Garland y James Mason en 1954, en ambos casos para contar la historia de una aspirante a actriz que llega a Hollywood con sueños de triunfar y ser una gran estrella. Su potencial es descubierto por un actor con problemas de alcohol que tuvo su momento de gloria y la ayuda en ese camino al ascenso mientras su carrera desciende irremediablemente.  La explosión total fue con Kris Kristofferson y Barbara Streisand en 1976, y este año es el turno de Lady Gaga haciendo pareja con Bradley Cooper, y aunque en ambos casos las profesiones hayan trocado de actores a cantantes de música country respecto de las dos antecesoras, la historia de “Nace una estrella” sigue cautivando por su simpleza y contundencia para hablar del resentimiento por un lado y del vínculo nocivo entre el ser humano y la fama por el otro. El amor siempre está, por supuesto.

Con todo esto dicho, lo que queda por averiguar de la dirección de Bradley Cooper es cuanto puede aportar en esta era digital para justificar su mirada al clásico. Vaya si vale la pena estar con ojos y oídos atentos a ambos lados de la pantalla, porque si algo logra la dirección, del también protagonista es que, sin poder ponerlo en palabras todavía, el espectador pueda entender la sutileza instalada en esta primera secuencia. Justamente en la voz de Ally (Lady Gaga) primero,  en la de Jackson Maine (Bradley Cooper) después, y en el bello cruce de miradas entre ambos mientras cada uno canta su canción es donde buscamos y descubrimos de qué se va a tratar todo esto.

Una lección de actuación frente a cámara son esos primeros 10, 12 minutos, pero también de cómo el cine puede ser sutil, sensible y potente a la vez utilizando los elementos básicos.  Por más que uno haya visto las versiones anteriores, la profundidad con la cual todo el elenco trabaja en pos de la construcción del vínculo entre los personajes cautiva desde el comienzo hasta la toma final, pero en esa primera parte, si el lector mira bien, frustración, adicción, resignación, enamoramiento, melancolía disfrazada en sonrisas y acaso admiración, son el conjunto de sensaciones que aparece y sirve como timón de proa de un viaje simbiótico entre el ascenso y la caída.

El desarrollo de la historia transita por andariveles clásicos pero a su vez éstos son lo suficientemente flexibles como para esquivar las versiones anteriores con otros argumentos dramáticos que, sin salirse del libreto original, logran tener vida y entidad propia. Tema aparte es la música con una selección que arranca con una demoledora versión de “La vie en rose” por Lady Gaga. De ahí en adelante cada tema que suena tiene su razón de ser y resultan igual de hipnóticos.

“Nace una estrella” es el romance amargo por antonomasia, apuntalado en este caso por la música. El tiempo dirá cuanto tendrán de clásicos renovados para esta generación pero lo cierto es que si la emoción aflora difícilmente tenga su base en una impostación acaramelada. Más bien surge de la profundidad del corazón. Allí donde se juntan todos los abismos para hacer surgir lo poco que queda de uno y empezar una construcción distinta. Si hay o no redención para Jackson, habrá de descubrirlo el espectador, y vaya que valdrá la pena el recorrido.

 

 

Calificación: Muy buena (Guillo Teg)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.