Buenos Aires, 14 de diciembre de 2018

Buscador

 

 

"El depredador"

 

 

Título: “El depredador”. Titulo original: “The predator”, USA Canadá 2018, hablada en inglés, español, con subtítulos en español, y copìas dobladas al español. Realización: Shane Black. Guión: S. Black, Fred Dekker. Producción: John Davis, Lawrence Wanerman. Fotografía: Larry Fong. Música: Henry Jackman. Casting: Sarah Finn. Diseño de producción: Martin Whist. Supervisión de  dirección de arte. Michael Diner. Escenografía: Hamish Purdy, Paul Healy. Diseño de vestuario: Tish Monaghan. Dirección de 2da unidad: Lance Gilbert, Brian Smrz. Supervisión de edición de sonido: Skip Longfellow. Supervisión de efectos especiales: Alex Burdett. Supervisión de efectos visuales: Asregadoo Arundi, Ayse Dedeoglu, Vincent Poitras, Jonathan Rothbart, Santiago Svirsky. Supervisión de animación: Bobby Stockport  Coordinación de dobles: Marni Eng, Lance Gilbert, Chris Webb. Compaginación: Harry B. Miller III. Intérpretes: Sin información sobre dobladores en copìas al español. En inglés, con subtítulos en español: Boyd Holbrook (Quinn McKenna), Trevante Rhodes (Nebraska Williams), Jacob Tremblay (Rory McKenna), Keegan-Michael Key (Coyle), Olivia Munn (Casey Bracket), Sterling K. Brown (Traeger), Thomas Jane (Baxley), Alfie Allen (Lynch), Augusto Aguilera (Nettles), Jake Busey (Keyes), Yvonne Strahovski (Emily). Estreno en la Argentina: 20 de septiembre de 2018, presentado por 20th Century Fox en 2 y 3D. Género: Drama. Duración: 107 minutos, S/M.13 años, con reservas.

 

 

 

Shane Black es, sin ninguna duda a esta altura, uno de los más sólidos guionistas del cine de acción y comedia de Hollywood, sino el mejor, y tiene dos coincidencias respecto del estreno de esta semana que lo remontan a 1987: como actor fue parte del elenco de la primera “Depredador”, lo cual le da ventaja extra a la hora de entender la esencia. Como guionista, ese mismo año estrenó “Arma Mortal”, otro tanque que instaló un nuevo lenguaje en las películas de “antagonistas-que-luego-se-hacen-amigos” con esa dupla tremenda que armaron Mel Gibson y Danny Glover.

La acción con tintes de aventura, el humor, tanto negro como de diálogo, y el vínculo entre los personajes que escribe son sus mejores virtudes y las explota al máximo. Ahora le tocó relanzar o “renovar la sangre” de aquella emblemática saga que tuvo como protagonista al astro de acción Arnold Schwarzenegger. Precisamente de esto, de estrellas, es de lo primero que prescinde el director para abordar una nueva entrega. Se podría decir que estamos frente a un elenco prácticamente desconocido para el público corriente, lo cual resalta aún más la figura principal: el extraterrestre que llegó a la Tierra como cazador con tecnología de camuflaje que lo hacen casi invisible y un arsenal de armas blancas y de fuego como para aniquilar un ejército entero.

Hay un tole tole en algún lugar de la galaxia. Una nave va persiguiendo a otra y en ese escape dan con nuestro planeta. Uno de esos aterrizajes forzosos termina interrumpiendo la acción de un grupo comando en México de la cual Quinn (Boyd Holbrook) sobrevive y se escapa, no sin antes hacerse de algunas pertenencias alienígenas que le acarrearán varios problemas. Desde allí envía todo eso por correo a la casa de su ex, en donde también vive su hijo Rory (Jacob Tremblay, el prodigioso actorcito de “La habitación”, 2015), que padece trastornos mentales dentro del universo del autismo, aunque esta condición también viene acompañada por una inteligencia superlativa capaz de descifrar lenguajes extraterrestres.

Por supuesto que “El depredador” obedece a su mística de asesino implacable que va eliminando uno a uno, pero ésta producción se apoya por un lado en el humor como factor disuasivo de la trama, como si todo no fuese tan importante y solemne, y por el otro, en la inclusión de un niño de facultades asombrosas quién además termina siendo la llave que desencadena todo. Es más, hasta hay un lugar precioso (dentro de este contexto, claro) para no solamente bajar un mensaje contra la discriminación, sino para elevar la condición de chicos con características especiales al “siguiente paso de la evolución”, factor que además resulta en el nudo de toda esta cuestión.

Esta película no da lugar a respiro. Desde el comienzo en adelante va subiendo la intensidad, incluso cuando se van agregando personajes a la trama. Olivia Munn como una científica en el campo de la genética, y un grupo de soldados con trastornos de toda clase que terminan uniéndose para la batalla. Un grupo que, salvando las distancias y cantidad, remite a esos locos lindos de “Doce del patíbulo” (Robert Aldrich, 1967), aunque es cierto que están dibujados con brocha gorda, sin tiempo para desarrollar la riqueza que proponen.

Por supuesto que hay referencias de todos los colores para los más fanáticos. Aquellos que han seguido la historia podrán encontrarse con perlitas como un científico de apellido Keyes interpretado por Jake Busey (el hijo de Gary Busey, quien fue agente de la CIA en la segunda parte y ostentaba el mismo apellido de ficción) y varias más así.

Entre un buen elenco que cumple su rol, la figura agigantada del alien con rastas y un manejo de recursos técnicos bien dosificado, “El Depredador” se convierte en un buen hallazgo de esta temporada, con posibilidades de seguir adelante por este camino que el argumento expande como esquirlas (en conflicto en el espacio, el niño que descifra el lenguaje, los artículos que quedan en nuestro planeta, etc). Así es, parece ser que renace la saga, aunque los más viejos sigamos esperando que reaparezca Arnold algún día.

 

 

Calificación: Buena (Guillo Teg)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.