Buenos Aires, 21 de julio de 2018

Buscador

 

 

"Las travesuras de Peter Rabbit"

 

 

Titulo: “Las travesuras de Peter Rabbit”. Titulo original; “Peter Rabbit”, Reino Unido, Australia, USA 2018,  sólo copias dobladsas al español.. Realización: Will Gluck. Guión: Rob Liebre, Will Gluck, basado en personajes creados por Beatrix Potter. Producción: Will Gluck, Zareh Nalbandian. Fotografía: Peter Menzies Jr. Música: Dominic Lewis. Casting: Nikki Barrett. Diseño de producción: Roger Ford. Supervisión de dirección de arte: Ian Gracie. Escenografía: Lisa Thompson. Diseño de vestuario: Lizzy Gardiner. Dirección de 2da unidad: Nelly Baigent. Supervisión de edición de sonido: Robert Mackenzie, Andy Wright, Ulrika Akander. Supervisión de efectos especiales: Tim O’Brien, Peter Stubbs. Supervisión de efectos visuales: Steve Agland,, Simon Maddison, Kirstz Millar, Will Reichelt, Marc Varisco. Coordinación de dobles: Glenn Suter, Lawrence Woodward, Steve Morris, Gordon Waddell. Dirección de animación: Rob Coleman. Compaginación: Christian Gazal, Jonathan Tappin. Intérpretes: Sin información sobre los dobladores al español. Estreno en la Argentina: 22 de marzo de 2018, presentado por  Sony Pictures. Género: Comedia. Duración: 95 minutos, ATP

 

 

 

 

Beatrix Potter ha sido otra de las tantas creadoras en el mundo que ha elegido algún animal para contar sus historias y hacer dinero. Fueron libros, historietas, dibujos animados y ahora película. Peter Rabbit, creado en 1902, no es otra cosa que una versión zoológica de los arquetipos humanos y de la idiosincrasia británica, como el ratón Mickey lo puede ser de la sociedad conservadora norteamericana. Al igual que Paddington, en Inglaterra es un personaje archiconocido y forma parte de su cultura. ¿En qué nos compete a nosotros? No mucho, la verdad. Es como si en Londres se estrenase una de Patroruzú.

Si bien la trama toma parte de algunos de los libros originales escritos hace más de un siglo, la adaptación al cine es lo primero que falla. Arbitraria y efectista, despojada de la verdadera esencia totalmente ingenua, otrora la característica principal de este conejo, la producción se parece más a una propuesta de humor físico que a la pacífica idea de su autora. Trampas disparatadas al estilo de las pergeñadas por Macaulay Culkin contra Joe Pesci en “Mi pobre angelito” (Chris Columbus, 1991), corridas, explosiones, cercas electrificadas y un par de enredos es la forma elegida por Will Gluck, director y co-guionista junto a Rob Lieber, para aggiornar la cosa.

Así y todo, “Las travesuras de Peter Rabbit” se las arregla para conformar la curiosidad de un público menudo que no debería superar los 8 ó 9 años, dada la inocencia del tratamiento de los personajes. El conejo, sus tres hermanas y su primo viven al lado de la casa del señor McGregor (Sam Neill), hombre hosco que odia a los intrusos ávidos de comerse sus hortalizas. Todo lo contrario a la joven y naif vecina Bea (Rose Byrne), quién ama a los animales y confía en su total inocencia. En una de sus rabietas al viejo le da un infarto y sus pertenencias pasan por herencia a su sobrino Thomas (Domhnall Gleeson), un hombre obsesionado con ascender a gerente de Harrod’s, cosa que le es denegada, y cuyo plan con la propiedad es venderla para abrir una juguetería y hacerle la competencia.

No tendremos la sutil ironía del humor inglés pero algunos gags funcionan muy bien (el del ciervo con los autos por ejemplo),  y el despliegue del juego del gato y el ratón que se propinan entre animales y humanos dentro de un mismo set suele emular a los viejos Looney Tunes. Otras situaciones calan apenas más profundo, como la culpa y la intolerancia que siente Peter Rabbit al ver que llegó demasiado lejos.

El costado tecnológico está bien logrado (pese a verse un par de costuras). La combinación entre actores y efectos de la digitalización de los animales (no hay ninguno real) funciona, y la música junto al montaje se suman a una propuesta vertiginosa correspondiente a esta época.

El futuro de la franquicia probablemente esté más presente en el viejo continente, y por una cuestión de identidad cultural. Por estos lares, más allá de resultar un entretenimiento pasajero, no da la sensación que Peter Rabbit haya llegado para quedarse.

 

 

 

Calificación: Regular (Guillo Teg)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.