Buenos Aires, 21 de enero de 2018

Buscador

 

 

"El cuerpo deshabitado"

 

 

 

Un bello y contundente muestrario del camino de los recuerdos dolorosos

 

 

Título: “El cuerpo dehabitado”. Autor: Marina Wainer. Dirección: Marina Wainer. Intérpretes: Aitor Presa, Soledad Amido y Paulo Avello González. Voces en off: Daniel Abreu y David Picazo. Fotos y video: Ramiro Lago. Gráfica: Luis de Almeida. Edición de audios: Pepo Gómez y Gustavo “Chino” Goldzer. Producción, diseño escenográfico, luces y vestuario: Marina WainerTeatro Del Borde, Chile 630. Funciones: sábados 22.30 hs. Duración: 65 minutos.

 

 

 

 

Las almas tanto en pena como en alegría se pueden imaginar de muchas formas. El dolor de las ausencias, la tristeza por haber dejado de ser, las cosas pendientes (si existiese la chance de redención), el abrazo a cada segundo de vida perdido y el lamento por recuerdos que ya no pertenecen a un cuerpo son algunos de los temas que se pincelan en El cuerpo deshabitado

En su cuento ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?Philip K. Dick reflexionaba a través de un personaje que tenía la certeza de su muerte inminente: "…he visto cosas que ustedes humanos no podrían ni soñar... Todos esos recuerdos se perderán con el tiempo, como lágrimas en la lluvia". Y así comienza esta obra. Con gotas. Gotas de luz (de vida) que se van apagando a un ritmo desparejo de latidos intermitentes y que pronto, al igual que lágrimas en la lluvia, se perderán bajo el manto de la oscuridad. 

Desde el primer segundo los cuerpos (en neutro total) de Aitor PresaSoledad Amido y Paulo Avello González van construyendo retazos de una historia y tanto ellos como los objetos dispuestos en el espacio escénico irán resignificándose y así, animarán a una taza para ser los últimos momentos de un desayuno o la foto final de su caída al piso. Cuerpos que alguna vez fueron parte de un gran amor que se volvió uno; o simples marionetas congeladas en el olvido.  

No deberá el espectador, en este caso, escuchar la necesidad de la mente de armar una estructura de cuento que le dé sentido a lo que se observa, sino más bien liberar el corazón y el alma para dejarse llevar a ese mundo oscuro por el cual transita la muerte. Después de todo, nadie tiene la potestad para clasificar ese estado pero sí la enorme posibilidad de ser parte de una mirada desde el punto de vista de la misma. 

Suena una canción nostálgica, una musa inspiradora para alguien que dirigía teatro pero también hay ecos. Ecos en forma de voces en off que cuentan, hacen listas, lloran ausencias de la cual luego serán parte en tanto bocetos de la frágil memoria. En este sentido, la puesta en escena de este ensueño por parte de Marina Wainer es poderosa. Un desborde deslumbrante de creatividad a la cual los cuerpos de los tres actores se entregan incondicionalmente y sin necesidad de pronunciar una sola palabra, expresan con una fuerza inusitada cargada de teatralidad en el más amplio de los sentidos.

Si en el texto de Calderón de la Barca la vida es sueño, del texto de El cuerpo deshabitado se puede desprender que la muerte parece un limbo en el cual las últimas reflexiones de una vida que se apagó parecen conformarse como tejido base para abrigar la permanencia de la escencia de esa vida que acaba de apagarse y vaga cíclicamente.  

La pintura, la escultura, la danza, la música, la prosa y la poesía y, por simple uso del arte en vivo, el cine (proyectado en juego de luces y sombras) hacen un espectáculo que si el espectador se deja llevar por sus sentidos, será de una notable capacidad transformadora. ¿Sueña una sala teatral con ser habitada por fantasía hecha arte? En este caso sí. Y su sueño se hace realidad.

 

 

Calificación: Exelente (Guillo Teg)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.