Buenos Aires, 24 de septiembre de 2018

Buscador

 

 

"El don"

 

 

 

Un conflicto inmerso en la exasperación

 

 

Título: “El don”. Autora: Griselda Gambaro. Dirección: Silvio Lang. Intérpretes: Cristina Banegas (Márgara), Belén Blanco (Sonia), Marcelo Subiotto (Efraín) y Claudia Cantero (Renata). Iluminación y escenografía: Gonzalo Córdova. Vestuario: Renata Schussheim. Música: Pablo Cécere. Sala: “María Guerrero” del Teatro Nacional Cervantes, Libertad 815. Fecha de estreno: 8 de agosto de 2015.Funciones: jueves y sábados, a las  sábados 21.00 horas, y domingos, a las 20.30 horas. Precio de las localidades: jueves y sábados $60,-, $50,-, y $25,-; domingos $75,-, $60,- y $30,- Duración: 75 minutos.

 

 

 

Griselda Gambaro practica un “teatro ético” donde la preocupación por la condición humana (la justicia, la dignidad, el perdón) es planteada no a través de interrogaciones abstractas sino de las relaciones humanas. En sus textos los vínculos tradicionales de la sociedad (familia, amigos, patrones) engendran humillaciones, odios y rencores, pero también hay lugar para la esperanza.

Desde “El desatino”, su primera obra estrenada en 1965 en el Instituto Torcuato Di Tella, la autora no se apartó de esa problemática hasta llegar a “El don”, un texto que tiene a Márgara como su principal protagonista. Ella es una mujer vieja, desvalida, que se dice poseedora del don de predecir el futuro de las multitudes, pero como a la mítica Casandra, nadie le cree. Vive con su hija Sonia, que es humillada constantemente, y con su yerno, un pescador con el que mantiene tensas relaciones. En este micromundo infernal el trío lucha por sobrevivir en un espacio donde las torturas verbales y físicas comprometen día a día sus destinos.

Esta sucesión de enfrentamientos, que en el fondo hablan de la falsa ilusión de la felicidad, son tratados mediante un texto que Gambaro lo convierte en una especie de “puzle” que, por momentos (muchos momentos), desconciertan al espectador.

En el juego amor-odio que destilan sus personajes subyace la necesidad de mantener la cordialidad confundida aquí con la violencia, y por ello la obra va perdiendo interés a medida que se repiten sus escenas, donde una marcación crispada y espasmódica, perteneciente al director Silvio Lang, pocas veces permite esclarecer lo que en realidad ocurre sobre el escenario. Cristina Banegas y Belén Blanco tratan de salvar a éste dúo madre-hija, pero sólo consiguen una exasperante actuación, mientras que Marcelo Subiotto (el yerno) y Claudia Cantero (su esposa) corren y se desgastan en piruetas sobre un escenario que adolece del clima adecuado para plantear lo que ocurre en la pieza. La música, de sonidos que hacen más engorroso el planteo, y el estrafalario vestuario, de Renata Schusshein, se pliegan a esta nueva propuesta de Griselda Gambaro, una autora que intenta aquí, y en toda su producción, hablar del hombre y de sus problemas más allá de un realismo que haría más entendible su largo esfuerzo teatral.

 

 

Calificación: Regular (Adolfo C. Martínez)

 

 

STAFF

Director: Andrés B. Pohrebny – Secretario de redacción: Andrés N. Martín

Redactores: Elena Castelli, Romina Gretter, Jorge Grez L., Carlos Herrera, Lic Héctor Hochman, Beatriz Iacoviello, Ricardo Silva. Asesor Legal: Luis Kramer.

 

"El rincón del cinéfilo", fundado el 2 de junio de 2007 por Leonardo Colaneri, Jorge Grez L., Andrés N. Martín y Andrés B. Pohrebny, es una producción del Primer taller para el espectador cinematográfico (I.G. No 000617).

 

La dirección no se responsabiliza del contenido de las críticas y notas firmadas, como de los mensajes de la publicidad que se incluye en sus ediciones. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización previa de la dirección.